Internet de las cosas

opinion: Internet de las cosas

La competitividad del país se juega en las nuevas creaciones y en...

Internet de las cosas

Octubre 10, 2016 - 12:00 a.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

La competitividad del país se juega en las nuevas creaciones y en particular en las nuevas aplicaciones de muchas soluciones ya existentes. Los avances tecnológicos han posibilitado que objetos cotidianos, que se encuentran al alcance de todos, puedan ver enriquecida su funcionalidad mediante la incorporación de diminutos sensores, que potencian sus propiedades y que serán de gran utilidad para nuestra vida diaria. Nos referimos al llamado ‘Internet de las cosas’, (IOT, por su sigla en inglés) el cual es un concepto que se refiere a la interconexión objetos cotidianos con internet. Éste término fue propuesto por Kevin Ashton del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en el año de 1999.La combinación de estas tecnologías permite que los objetos convencionales se conviertan en herramientas que poseen la capacidad de recolectar datos del entorno en donde se desenvuelven. Estas herramientas, cuya característica más destacada es que mantienen una interconexión permanente con internet, no sólo pueden censar variables físicas en su periferia, sino que, además, pueden complementar los datos recolectados, con información proveniente de fuentes alternativas que les brinda dicha conectividad.Las cosas entonces, pueden recabar datos in situ y en tiempo real, los cuales son almacenados y procesados, para tomar decisiones con información confiable. Estas decisiones pueden escalar hacia instancias más amplias, ya que se trata de un sistema colaborativo, lo que permite articular múltiples cosas, con propósitos diversos. Por ejemplo: al detectarse una colisión de nuestro vehículo, este podría, de manera automática, dar aviso al sistema de emergencias para que se despache una ambulancia al sitio donde ocurrió el accidente; a su vez, la ambulancia podría comunicar a la red hospitalaria la condición médica de los afectados, y sincronizarse con la red de semáforos para hacer más expedita la llegada al centro hospitalario.Este escenario nos lleva entonces a las denominadas ciudades inteligentes, en las cuales, su infraestructura está instrumentada para que los sistemas que la conforman, funcionen de manera armónica. En el caso particular de Cali, por ejemplo, uno de los riesgos latentes lo constituye el jarillón del río Cauca. A través de la tecnología que nos brinda el IOT se podría avanzar a un sistema que permita alertas tempranas para el monitoreo, no sólo el caudal del río, sino también la resistencia y la rigidez mecánica del dique que lo conforma. Otro problema que se puede tratar desde el Internet de las cosas es el de la movilidad, delincuencia, agricultura, entre otros.Es destacable la decisión que ha tenido el Gobierno Nacional, que, a través del Ministerio de las TIC y Colciencias, han cofinanciado la creación de un Centro de Excelencia y Apropiación del Internet de las Cosas, en donde han unido esfuerzos de la academia, líderes tecnológicos de nivel mundial y empresas del sector productivo. El objetivo de esta iniciativa apunta a mejorar la productividad y competitividad de Colombia, a través de actividades de investigación y desarrollo, las cuales se concreta en la formación avanzada de talento humano, lo cual permitirá que nuestro país se convierta en un competidor de alto nivel en el sector de las TIC.*Rector Universidad Javeriana CaliSigue en Twitter @RectorJaveCali

VER COMENTARIOS
Columnistas