Gran cumbre, pasión por el Valle

Gran cumbre, pasión por el Valle

Junio 20, 2016 - 12:00 a.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

La Gran Cumbre por el Valle del Cauca realizada en Bogotá fue realmente un gran éxito. Con este evento, que lo debemos realizar en distintas partes del departamento, en una versión ejecutiva, se dan argumentos, sentido y pasión para que trabajemos todos juntos por el Valle en una clave positiva y esperanzadora.Escuchar a la gobernadora, Dilian Francisca Toro, y al alcalde de Cali, Maurice Armitage, sobre sus planes de gobierno es muy alentador. Por una parte, el Alcalde anunció que en su cuatrienio el 64% del presupuesto será para Educación, excelente noticia, pues una de las grandes deudas de la ciudad con las clases populares es precisamente una educación escolar con cobertura y calidad. Por su parte, la Gobernadora, con una muy completa y coherente presentación, mostró los pilares del plan de desarrollo de su mandato: equidad, competitividad y paz. Tenemos, pues, unas buenas cartas de navegación, que seguramente impactarán positivamente a la ciudad y al departamento. Por su parte, el Presidente de la Cámara de Comercio, Esteban Piedrahita, fue muy convincente presentando una batería de indicadores contundentes sobre la vitalidad y fortaleza del departamento en el contexto nacional, que nos ubica como la tercera ciudad del país, con una dinámica positiva que se refleja en el indicador de crecimiento del PIB regional por encima del nacional, como lo han corroborado las mediciones que el Banco de la República y la Universidad Javeriana hacen regularmente. Quisiera resaltar dos puntos clave de su exposición: por una parte, es fundamental que el imaginario colectivo sobre la región lo tengamos todos claro y que seamos conscientes de nuestras fortalezas. Sólo así lograremos vender al Valle en el país y el exterior. En este orden de ideas, las narrativas que se vienen generando son muy buenos vehículos para la construcción del imaginario colectivo de departamento. De otra parte, la importancia de mantenernos como una economía diversificada, fuerte en algunos sectores, pero diversificada, consolida fortaleza para la sostenibilidad en el tiempo.Esteban Piedrahita y el dinamismo de la Cámara le está imprimiendo al sector privado un papel protagónico en la determinación del futuro regional. Pero lo que es capital, es la articulación con el sector público. Este matrimonio -público-privado- es necesario y estratégico conservarlo, eso sí guardando la debida independencia crítica, pero manteniendo un denominador común por la región. Esteban está jugando de ‘James de la selección’ pro Valle.Finalmente, los casos empresariales de éxito que se presentaron en la cumbre fueron representativos de distintos sectores. Y muchos de ellos mostrando los grandes beneficios de la articulación entre organizaciones y de la inserción en el comercio internacional. La moraleja era simple y clara: trabajar con calidad, ser innovadores y atreverse a arriesgar.Abriendo el foro, el director de Semana señalaba cómo esta región está haciendo un interesante cambio generacional y precisaba que le tocará enfrentar un posconflicto crucial por ser una de las regiones más álgidas por la presencia de muchos actores sociales que tendrán que trabajar en conjunto, lo que demandará mucho diálogo, tolerancia, generosidad y apertura para construir desde la región ese nuevo país que todos queremos y anhelamos.*Rector Universidad Javeriana Cali.

VER COMENTARIOS
Columnistas