Diplomado para la paz

Julio 30, 2017 - 11:35 p.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

El fin del conflicto armado con las Farc es un paso significativo para conquistar la paz, tener una región y una Colombia en paz es el gran reto que tenemos todos. Por ello, todos debemos aportar nuestro granito de arena a la reconciliación en el seno de nuestra sociedad. En este contexto la Universidad Javeriana Cali, a través del Instituto de Estudios Interculturales, organizó un interesante diplomado para excombatientes en una de las zonas de concentración en el norte del Cauca. Allí interactuaron profesores e investigadores, en el marco de más de 120 horas de trabajo, alrededor de la construcción de país. Este diplomado es un mensaje de reconciliación, paz, inclusión y perdón. Una iniciativa que invita a que en Colombia construyamos una nueva forma de relacionarnos y de debatir en un ambiente de pluralidad y respeto por el otro.

El prolongado conflicto armado vivido en nuestro país, nos ha dejado dolores y heridas profundas y nos ha sumido en una decadencia humana y espiritual expresada en el rostro de millones de víctimas; cambiar esta realidad de dolor, sanar las heridas, dejar atrás el pesimismo y mirar el futuro con esperanza no será fácil. El conflicto armado está pasando a ser cuestión del pasado. Por ello, se le da la bienvenida a estos ciudadanos reincorporados, que han dejado las armas, y que como los hijos pródigos vuelven a sociedad, capacitándolos en ciudadanía en clave territorial, y certificándolos como “gestores de diálogo intercultural, construcción de paz y planificación territorial”.

El objetivo del diplomado fue desarrollar elementos teóricos, técnicos y de análisis de contexto, que posibilitan su preparación para los escenarios de participación y planificación territorial que surgirán en el marco de la implementación de los Acuerdos de Paz. Creemos firmemente que esta región del país puede pasar de ser el gran teatro de operaciones de guerra a la región que construye desarrollo integral con enfoque territorial, capaz de transformar sus conflictos en oportunidades para todos. Se trata de facilitar el proceso de reincorporación y reconciliación en los territorios, aportando en la construcción de una visión territorial y una agenda común regional para la aplicación de los Acuerdos de Paz.

La Universidad le apuesta, desde el corazón de su misión, a la paz de la región, y por ello trabajamos con los excombatientes, pero también con las comunidades más empobrecidas y otro actores claves; por ello iniciamos un diplomado similar en el resguardo de Pueblo Nuevo con autoridades de varios resguardos. Allí los indígenas, que generosamente aceptaron una zona de concentración en los límites de su resguardo, vienen aportando también elementos muy importantes para el desarrollo territorial, no se trata de la toma de fincas, se trata de repensar el territorio. Y esta semana iniciamos un diplomado parecido con el Ejército Nacional en Popayán. Nuestro objetivo central es ayudar a tejer la paz en la región con la colaboración de todos los actores sociales.

La construcción de una democracia plural, donde la política se haga con argumentos y debates, y no con violencia, ni armas, es la mejor noticia que hemos tenido en nuestra sociedad. Dejemos que nuestra democracia sea abonada por el perdón, la verdad y la reparación.

Sigue en Twitter @RectorJaveCali

VER COMENTARIOS
Columnistas