Cultura ciudadana para Cali

Cultura ciudadana para Cali

Octubre 24, 2016 - 12:00 a.m. Por: Luis Felipe Gómez Restrepo

Hemos sido testigos del dinamismo que la administración del Alcalde Maurice Armitage le ha dado a la ‘Cultura ciudadana en Cali’, que, junto con los planes de generación de empleo, se han constituido en las banderas de su gestión de gobierno. Este puede ser el mayor patrimonio para asegurar un buen futuro a la ciudad. Este impulso estratégico se ha hecho sentir y hoy somos muchos los que vivimos en Cali y volvemos a soñar con una ciudad cívica, más amable, donde se mejore la forma de convivir y se fomenten hábitos que permitan obrar con orden y disciplina, cuidando los espacios públicos y trabajando por una movilidad, donde los ciudadanos se animen a respetar las señales de tránsito, las autoridades y al ciudadano de a pie. Según los datos oficiales, este año se han vinculado 382 gestores ciudadanos, de unos mil que se tiene planeado integrar a lo largo de esta administración. Estos gestores son personas afines a la sensibilidad de la vida y la convivencia ciudadana. Surgidos de los barrios populares en su mayoría, son unos jóvenes entusiastas que con una actitud positiva buscan servir a la ciudad, dando ejemplo con sus comportamientos y adoptando prácticas cívicas. Los podemos observar en los temas de movilidad, colaboran a mejorar la circulación, advierten dónde no es permitido parquear y socorren al transeúnte que requiere de un cuidado especial al cruzar la calle por los lugares señalizados. Otros están impactando positivamente el medio ambiente, trabajando para que los jardines urbanos y los parques de la ciudad luzcan espléndidos y se haga una limpieza adecuada de las cuencas, con lo que se protege nuestra principal fuente de vida, el agua que consumimos. Es significativo que en su mayoría estos jóvenes gestores estén transitando de ser víctimas de la guerra a líderes de la cultura ciudadana en Cali. Algunos vienen de población desmovilizada y víctimas del conflicto armado. Aspecto que hace más interesante la apuesta de los gestores, que se constituye en sí mismo en un escenario para la recuperación del tejido social.Pero lo anterior no aparece por generación espontánea. Esto atiende a una decidida gestión y fomento de la cultura ciudadana, cuya gestora visible es Carolina Campo, asesora de Cultura Ciudadana de la Alcaldía. Con una estrategia valiosa e inspirada en los resultados que entregó la Corporación Visionarios (de Antanas Mockus) se avanza en la recuperación del otrora civismo que caracterizó a la comunidad caleña. Sería muy bueno que las empresas se unieran explícitamente a esta campaña para que en sus respectivos lugares refuercen el mensaje y práctica.Bienvenido a Cali el resurgimiento de la cultura ciudadana. Desde la Universidad Javeriana se han apoyado estas iniciativas, participando activamente del Consejo Consultivo de Ciudadanía. El Consejo es sin duda un espacio único, donde diferentes estamentos de la ciudad se han unido con un mismo propósito: sacar adelante esta política de ciudadanía que tanto le hace falta a esta bella ciudad que tiene en sus gentes su mayor riqueza. La Cali Soñada no debe ser un proyecto efímero, sino una construcción colectiva permanente, en la que debemos participar, hoy nosotros, mañana nuestros hijos y así sucesivamente. De esta forma dejaremos un entrañable legado a nuestras generaciones futuras.*Rector Universidad Javeriana CaliSigue en Twitter @RectorJaveCali

VER COMENTARIOS
Columnistas