Tregua, sin solución

Noviembre 23, 2012 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

Escribo esta nota el jueves por la mañana, día de Acción de Gracias en los Estados Unidos y tras recibir la buena noticia de la tregua acordada entre Israel y Hamas (organización palestina islamista que comanda Gaza), como para poder incluirla en mi lista de gratitudes. La tregua no aporta una solución permanente al doloroso conflicto palestino-israelí, pero es sin duda una mejor salida que la guerra. Mejor que los centenares de cohetes que llueven sobre las ciudades israelíes y -esta vez- llegan a Tel Aviv y Jerusalén. Y mejor que los bombardeos israelíes sobre Gaza para neutralizar a los lanzadoores de cohetes o la peligrosa operación terrestre que Israel se disponía a realizar dentro de Gaza con su inevitable saldo de víctimas civiles. Por el momento la mejor opción es el cese de fuego y la tregua (ojalá dure). Y la posibilidad de reflexionar sobre preguntas que surgen en torno a este nuevo estallido de violencia entre Israel y Hamas y demás involucrados. 1) ¿Por qué Hamas buscó un enfrentamiento con Israel, a sabiendas que Israel reaccionaría de manera brutal? Algunas respuestas:a. Por motivos ideológicos: la obsesiva voluntad de destruir a Israel que la Carta Magna de Hamas señala como propósito esencial de su existencia. b. Por motivos de política interna: Mahmud Abbas, líder de la facción palestina rival Fatah (expulsado a sangre y fuego de Gaza y confinado a su territorio en la Orilla Occidental) se prepara a viajar a la Asamblea General de la ONU en representación de TODOS los palestinos, a pedir el reconocimiento de un Estado soberano. Hamas se opone a que Abbas hable en su nombre y quiere proyectarse como líder absoluto de los palestinos. Lo logró en estas circunstancias ya que el conflicto entre Gaza e Israel anuló a Abbas que no tuvo voz ni voto en el asunto.c. Hamas debe devolver favores a Irán que le suministra armas y ayudas económicas varias. El conflicto ayudó a distraer de las ambiciones nucleares de Irán que Israel y el mundo denuncian y quieren frenar.d. Otra teoría sugiere que Irán quiso poner a prueba el sistema de defensa anti-misiles de Israel (‘Iron Dome’ que resulto exitoso en un 90%) y provocó el enfrentamiento Hamas-Israel para hacerlo.2) ¿Por qué Israel decidió tomar el riesgo de otro enfrentamiento sangriento con Hamas? Las respuestas son:a. Para defenderse y proteger a su población civil de los cohetes que Hamas lanza sobre sus ciudades.b. Para eliminar a líderes palestinos considerados ‘terroristas’ y responsables de múltiples atentados en su contra.c. Para destruir un arsenal de sofisticados cohetes que Hamas recibe de Irán.3) ¿Por qué Egipto se convirtió en árbitro de la tregua, aceptado por Israel y Hamas?a. Porque su actual presidente Mohamed Morsi es un prominente miembro de los Hermanos Musulmanes (patrones ideológicos de Hamas) y su fallo es respetado por Hamas.b. Porque Egipto no busca hacer la guerra contra Israel. Sus apremiantes problemas económicos y sociales no lo permiten. Tampoco quiere molestar a Estados Unidos cuya ayuda billonaria necesita desesperadamente. Israel y Estados Unidos lo saben.c. Porque Egipto compite con Irán por el liderazgo musulmán, incluyendo Gaza. Es el poder sunita contra el poder shiíta. 4) Y finalmente, ¿por qué Estados Unidos decidió, de repente, involucrarse de lleno en estas negociaciones de tregua entre Israel y Hamas? Y la respuesta sería:La Administración Obama -como todas las anteriores en Estados Unidos- cree poder coronar su gestión en política exterior con un éxito de paz palestino-israelí. Una misión imposible, pero le deseamos mucha suerte.

VER COMENTARIOS
Columnistas