Siria, ¿hasta cuándo?

Julio 20, 2012 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

Los sangrientos atentados en Siria que cobraron la vida a tres altos mandos militares constituyen, para muchos, el “comienzo del fin” del régimen de Bashar el Assad y de su brutal represión de una rebelión que lleva 16 meses. Para otros analistas Bashar resistirá un tiempo más,por el fuerte apoyo que le brindan un Ejército de más de 200 mil miembros -a pesar de miles de deserciones- y países como Rusia e Irán no dispuestos a abandonar sus grandes intereses en Siria. Las opiniones son divididas respecto a lo que acontece en Siria aunque todo el mundo concuerda que entre más dure la agonía de esta guerra civil, peor será el caos y la violencia después de la caída de Bashar.Lo cierto es que las noticias que nos llegan del conflicto sirio no son totalmente fiables, la razón es la ausencia en el terreno de los mas importantes medios de comunicación internacionales, vetados por las autoridades. De modo que la información proviene de los reportes oficiales que emiten el régimen y la oposición. Y de los espontáneos que toman fotos con sus celulares y envían mensajes. Sin embargo -por el trágico conteo de muertos en el conflicto que ronda los 18 mil-, se estima que lo que comenzó como una simple rebelión reclamando derechos humanos se convirtió en guerra civil. Y las partes enfrentadas combaten con una ferocidad inusual que sólo se explica porque cada una sabe que su derrota significaría su perdición. Es entonces una guerra de vida y muerte para quienes apoyan a Bashar y para quienes se alinearon en su contra. Por lo tanto todos los esfuerzos de una paz negociada entre ellos no puede progresar. Kofi Annan encargado de mediar por una paz negociada siente en carne propia la imposibilidad de su tarea.Siria lleva cuatro décadas gobernada por la dinastía de los Assad, primero por Hafez, el padre quien cedio su 'trono' a su hijo Bashar en el año 2000. Una dinastía resentida por su autoridad extrema pero también porque representa a la minoría alawita (rama del islam shiíta) cuando las tres cuartas partes de la población siria es sunita. ¿Quién sostiene a Assad dentro de Siria en estos momentos? Todas las minorías que temen que un gobierno sunita e islamista no toleraría su presencia. Ellos son los alawitas pero también los kurdos, los druzos, los cristianos y los ismaelitas. ¿Quién lo combate? Esencialmente los sunitas que son mayoría y se sienten lesionados en sus derechos. Además la llamada 'Primavera Árabe' en países vecinos confirmó el avance sunita en la región y exacerbó su afán de tomar el poder. La intervención extranjera juega un papel esencial en el conflicto sirio y las acusaciones repetidas de Assad al respecto no son del todo inventadas. Por un lado se encuentra Rusia cuya alianza con Bashar al Assad asegura su única entrada en esta zona del Medio Oriente. Por eso los rusos frenan los esfuerzos occidentales de imponer sanciones eficientes sobre Assad para obligarlo a tratar con la rebelión. Irán, país shiíta, también apoya a Assad dentro del marco de la enemistad de siglos que libran shiítas y sunitas por el liderazgo del Islam en el mundo. Por su parte los ricos países sunitas como Arabia Saudita y Qatar respaldan plenamente a la rebelión con dineros y armas. También Turquía, Jordania y, ahora más que nunca, Egipto gobernada por los Hermanos Musulmanes que no olvidan la masacre de Hama (4 mil muertos) perpetrada por Assad padre en 1982. Finalmente los occidentales se sienten con las manos atadas para intervenir en Siria como lo hicieron en Libia por temor a complicaciones geopolíticas y una mayor conflagración regional.De modo que por el momento, en Siria, toca observar y esperar. Sin saber hasta cuándo.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad