Reconciliación

Abril 12, 2013 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

Retomo el tema de la bloguera cubana Yoani Sánchez porque su extensa gira por Suramérica, Norteamérica y Europa, que completará 80 días en mayo, registra un éxito rotundo pese a las trabas sembradas en su camino por agentes del régimen castrista. Su meta principal pareció ser la ‘Reconciliación’ entre los cubanos de Cuba y los cubanos de la diáspora, enemistados por décadas y separados por “un muro de mentiras, silencios y malas intenciones”. Se pude observar el paso de Yoani por Miami; una etapa decisiva de su gira, muy mediatizada, por cierto, dado el interés que suscitó en la numerosa y militante comunidad cubana de la ciudad. Su éxito contribuyó a la construcción de un puente de discusión democrático y de aceptación recíproca entre cubanos con opiniones muy diferentes. El mérito de tan difícil logro se debe a Yoani quien en cada uno de sus encuentros nunca perdió la calma ni se dejó provocar por insultos ni agresiones. Al contrario mantuvo su sentido común, tono amable, lucidez, aplomo y tolerancia. Y ganó.Como se sabe, Yoani Sánchez se hizo famosa en el mundo gracias a su blog ‘Generación Y’ que recibe más de 15 millones de visitas al mes y a sus tweets diarios, traducidos en el exterior en 20 idiomas. A propósito, ‘Generación Y’ se refiere a su generación (tiene 37 años), cuando nació, Moscú se encontraba en dominio de la isla, y estuvo de moda llamar a los niños con nombres que iniciaran con la letra Y, a la manera rusa. En sus blogs Yoani denuncia sin disimulos los abusos de la dictaduracastrista y comunica al mundo las ansias de libertad del pueblo cubano.Sus denuncias le valieron duros castigos pero también reconocimientos prestigiosos en el exterior, incluyendo premios y varias invitaciones que la protegieron de sus perseguidores, sin embargo nunca pudo viajar a recibirlos. Hasta que las recientes reformas de migración y de viajes en su país le permitieron conseguir pasaporte para salir a realizar su gira.En Miami, Yoani se reunió con algunos familiares, pero también se mezcló de lleno con la comunidad cubana de la ciudad y quedó agradablemente impresionada. Encontró que los cubanos de Miami no son “gusanos” ni traidores como los castristas los definen, sino que son trabajadores y emprendedores que se apoderaron literalmente de Miami para convertirla en ciudad moderna y dinámica donde hablar en español es casi una obligación. Y que contrariamente a lo que dicen los castristas, permanecieron fieles a las costumbres y tradiciones de su Cuba nativa y sobretodo comprometidos políticamente a que recupere su libertad. “Ayúdenos a permanecer unidos”, dijo Yoani en Miami. “No permitan que nos dividan con mentiras y engaños”. Yoani invito a la reconciliación total entre cubanos radicados en Cuba y cubanos del exterior, y entre las 800 personas que asistieron a escucharla en el recinto del Freedom Tower de Miami se codearon sin rencor miembros de la Brigada 2506 (veteranos de la fallida Bahía Cochinos), de US-Cuba Pac y del Cuban Liberty Councel y otros furibundos amigos del embargo norteamericano de Cuba con miembros de organizaciones antiembargo como la ‘Cuban American Foundation’ y ‘Cuba Study Group’, y los moderados de ‘Raíces de Esperanza’. Yoani Sánchez aboga enfáticamente por el fin del embargo; según ella solo sirve a los intereses del régimen castrista ya que le permite atribuirle la totalidad de sus fracasos. Yoani habla en conocimiento de causa. Y sus argumentos fueron escuchados con respeto, dentro del mejor espíritu democrático.

VER COMENTARIOS
Columnistas