Putin, 3 o más, Obama 0

Diciembre 16, 2016 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

El presidente ruso Vladimir Putin acapara los titulares de los medios norteamericanos -y occidentales en general- lo consideran parte activa e indispensable de todo lo que pasa en el mundo. Su extraordinaria influencia no es proporcional al país que representa ya que a pesar de haber prosperado y estabilizado bajo sus múltiples (y a ratos ilegítimos) mandatos, Rusia sigue emproblemada y lejos de ser una superpotencia. Sin embargo, Putin está en todo, con voz y voto. Dictatorial, abusivo, implacable. Para bien o para mal. Veamos algunas de sus más vistosas intervenciones.1. Para ser más breves podemos comenzar hace un par de años con la crisis ucraniana y la anexión de Crimea a Rusia. La indignación que suscitó, las censuras, las sanciones, las amenazas y demás esfuerzos para contrarrestarla, no sirvieron. Crimea pasó de manos ucranianas a manos rusas, a la fuerza y sin concesión ninguna de parte de Putin. Así lo decido él y así lo logró. Es aparentemente como se comporta en todo lo que emprende y sus medios (aún los más despiadados) justifican su fin. La actual administración norteamericana con Barack Obama a la cabeza, se rindió ante la evidencia. ¡Y sufrió tremendo gol!2. En Siria y desde el principio del conflicto, la administración Obama se perdió en respaldos varios contra el régimen carnicero de Bashar al Assad y contra la ferocidad y barbarismo del Estado Islámico para ayudar tímidamente a los llamados rebeldes ‘moderados’ que nadie sabe exactamente quiénes son y si realmente existen. En cambio, Putin tomó abiertamente partido a favor del dictador sirio Bashar al Assad y nunca los desamparó. Y se mantuvo constante en su política macabra mientras Obama profería amenazas y ‘líneas rojas’ que no tuvo la voluntad (o la posibilidad) de sostener y perdió toda credibilidad tanto en Siria como en el escenario político internacional. El resultado: Putin sigue mandando en el conflicto sirio, decidiendo sobre casi todo, los bombardeos intensos o las treguas amañadas, según su conveniencia. Obama permanece callado y simplemente marginado. ¡Otro tremendo gol!3. Ahora mismo, en Estados Unidos donde al parecer y según las fuentes más serias y responsables de la CIA y del Partido Demócrata al cual pertenece el presidente Obama, la Rusia de Vladimir Putin cometió intromisiones cibernéticas profundas en el sistema político norteamericano para influir en los comicios electorales al difundir falsas noticias y enlodar a la candidata demócrata Hillary Clinton y así favorecer la victoria del candidato republicano Donald Trump. Y lo consiguió. Contra toda lógica y los sondeos. En otras palabras, se puede decir que a pesar de desplegar enormes esfuerzos en apoyo a la candidatura de su copartidaria Hillary Clinton el presidente norteamericano perdió las elecciones en Estados Unidos. Las ganó Vladimir Putin gracias al triunfo de su protegido Donald Trump. ¡Otro gol!Los goles se multiplican. Otros países del mundo señalan indebidas intervenciones rusas bajo la diabólica batuta de Vladimir Putin. En Francia se sabe que el presidente ruso odia al socialista Francois Hollande y conspira en su contra; en Alemania Putin resiente el poder de Angela Merkel y busca desestabilizarla con espionaje cibernético y desinformación; en Egipto, aprovecha las censuras (mal recibidas) de Obama al presidente Al Sisi en cuestiones de Derechos Humanos para aparentar ser su mejor amigo y recuperar la influencia que tenía Rusia (URSS en este entonces) en tiempos de Nasser... Y tantos más...

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad