Premios Oscar

Marzo 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

Imposible hablar de todas las películas premiadas en los Oscar de este año, así que me limitaré a comentar sólo dos altamente destacadas: la primera (recibió cinco estatuas) sería obviamente ‘The Artist’, cuyo arrollador éxito obliga a la reflexión; y la segunda es ‘Una Separacion’, la película iraní que se llevó el Oscar a mejor película extranjera (o de habla no-inglesa).Los cinco galardones –vestuario, música, mejor director, mejor actor y mejor película- que recibió ‘The Artist’ no sorprendieron. Venían anunciados después de que en el Festival de Cannes, los César, Bafta, Golden Globe... y tantos otros concursos exaltaron la película y la convirtieron en segura favorita de todos los sondeos. Pero cuando ganó en los Oscar surgieron las reservas que también vale la pena contemplar.Sin duda ‘The Artist’ es una muy buena película en blanco y negro, en su casi totalidad muda. Excelentemente ambientada y con actores sobresalientes. Además es divertida y muy accesible al gran público: es la clase de película que Hollywood busca y favorece pensando tanto en el entretenimiento como en la taquilla que alimenta la industria del cine. Sin embargo, los críticos le encuentran fallas: le reprochan su falta de profundidad para tratar un tema tan complejo como el choque entre la vieja generación que no quiere ceder ante los avances tecnológicos y la avidez de la nueva, que los acoge con entusiasmo. También se molestan cuando el director Michel Hazanavicius dice haberse inspirado de Billy Wilder, quien había tratado este mismo tema en la inolvidable y trágica ‘Sunset Boulevard’. O cuando alguien pretende comparar ‘The Artist’ con ‘Singing in the Rain’, que se ocupó de lo mismo, pero en una película que partió en dos la historia del cine musical de Estados Unidos y del mundo. De modo que, para muchos, las comparaciones resultan odiosas, pero aún así nadie puede negar que ‘The Artist’ sigue siendo una película bien lograda que mereció todos los premios recibidos. Respecto al Oscar a ‘Una Separación’ nadie lo discute, fue aprobado por unanimidad. Su director Asghar Farhadi logró el reto de entregar una obra maestra trabajando en condiciones adversas que en Irán buscan obstaculizar cualquier creación artística que se atreve a criticar al régimen en el poder. En su discurso de aceptación del premio, Farhadi explicó -de manera indirecta- el propósito de su trabajo. Dijo: “Mientras se habla de guerra, de intimidaciones y agresiones políticas, me resulta bueno hablar de Irán por medio de su gloriosa cultura, su rica y antigua cultura que quieren enterrar bajo el pesado manto de la política”. En ‘Una Separación’, Fahardi comprueba que el arte -a diferencia de las religiones- trasciende las fronteras del odio y une a los pueblos; ¡Creo que debería ser la nueva religión! Y es así que sin violencia su película se convierte en la más importante crítica del régimen iraní en muchos años, ya que su principal protagonista es una mujer agobiada por un implacable sistema judicial y un insoportable malestar socioeconómico; ella busca desesperadamente emigrar. Excelente película y excelente premio.Fuera de estas dos menciones de películas premiadas cabe aplaudir el Oscar atribuido a Meryl Streep por su personificación de una Margaret Thatcher vencida por la enfermedad. Su extraordinaria actuación salva la malograda película ‘La Dama de Hierro’ de Phyllidia Lloyd. Y señalar que muchos cinéfilos creen que ‘Hugo’ de Scorsese se habría llevado el Oscar a mejor película si fuera un poco menos larga...

VER COMENTARIOS
Columnistas