La generación del milenio

Octubre 21, 2016 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

El tercer debate entre Hillary Clinton y Donald Trump resultó -a mi parecer- el más necio y vulgar de todos. Insultos, interrupciones groseras, acusaciones gravísimas sin aportar pruebas, odio, violencia verbal. ¡Por poco llegan a las manos! Una vergüenza y una gran desilusión en este gran país que es Estados Unidos. Si los candidatos quisieron con esto expandir su electorado, fracasaron rotundamente. Y atribuyo en gran parte el descalabro al periodista encargado de dirigir el debate ya que dejó que tanto Hillary Clinton como Donald Trump evadieran sus preguntas para dedicarse a difamarse el uno al otro. Allí no aprendimos nada. Entre tanto los sondeos siguen otorgando a Hillary una ventaja que oscila entre el 4% y el 8% pero con el escepticismo que nos dejaron tanto el Brexit en Inglaterra como el plebiscito en Colombia respecto a su credibilidad, entendemos que puede haber sorpresas a la hora de votar para presidente de los Estados Unidos el proximo 8 de noviembre. Por eso el desconcierto y la ansiedad que se palpa en la opinión norteamericana. Lo cierto es que resulta obvio el enorme disgusto que el público norteamericano alimenta contra los dos candidatos enfrentados. No los quieren ni los respetan. Un comediante del famoso programa de televisión jocoso ‘Saturday Night Live’(SNL) dijo que los debates se parecen a una pareja de divorciados peleando a muerte por la custodia de un hijo que los detesta a ambos...Ante la leve ventaja de Hillary en las encuestas y la dudas que subsisten entre los votantes vemos a los dos candidatos volcados a la conquista de la llamada ‘generación del milenio’ o los ‘Millennials’, es decir el grupo de ciudadanos nacidos en las décadas de los 80 y 90. Ellos suman más de 75 millones de votantes y constituyen el grupo (por edad) más importante de los Estados Unidos. Un grupo pensante, inmerso en un mundo de comunicación rápida, de información al instante, de tecnología, videos, smartphones y redes sociales . A la hora de votar ellos harán la diferencia. En el 2012 respaldaron a Barack Obama; en estas elecciones se entusiasmaron por Bernie Sander pero desde que se retiró más del 20% se consideran todavía indecisos. ¿Cómo conquistarlos? Hillary Clinton sabe que tienden a ser liberales y los persigue a punta de una campaña especial evaluada en 30 millones de dólares e ideas diseñadas a su medida. Donald Trump no les ha dedicado mayores esfuerzos pero sus asesores creen que los puede atraer por lo que es (un ‘ganador”) y por sus puntos de vista sobre el comercio exterior y otros aspectos de la economía. Aparentemente no es suficiente y persiste la duda. Para entenderla acudí a un joven ‘millennial’ de 22 años de mi familia, con las siguientes preguntas.Pregunta: ¿Cómo explicas el fenómeno Trump?Respuesta: es el resultado de la insatisfacción de los norteamericanos con el sistema de gobierno federal y de la mala política en términos de educación, cada día más cara e inalcanzable. También el enorme afán de cambio de los norteamericanos, dispuestos a tomar grandes riesgos para lograrlo.P. ¿Cómo explicas Hillary Clinton?R- Más calificada para ‘mover las fichas’ de la política interna y externa pero no inspira confianza. Da la impresión de que sus años de experiencia solo le sirvieron para construir una casta elitista y muy adinerada a su alrededor para beneficio mutuo. Además está implicada en demasiados escándalos y aunque no fue condenada uno sigue pensando “cuando el río suena, piedras lleva”.P. ¿Cómo explicas que muchos ‘millennials’ voten por el candidato libertario Gary Johnson; es un voto perdido?R. Es el voto protesta por excelencia. Votan por alguien que preguntó “¿Qué es Aleppo?”, para decir que prefieren un candidato absurdo a los dos más opcionados.

VER COMENTARIOS
Columnistas