El cine que veremos

Mayo 06, 2016 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

“¡Uno no va a Cannes a divertirse sino a evaluar arte y reflexionar!”; “En Cannes no hay que entenderlo todo”... Con estas recomendaciones de Thierry Fremeaux -director artístico del Festival de Cine Internacional de Cannes- en mente, pienso abordar la 69 edición de este año entre el 11 y el 22 de mayo. Una maratón cinematográfica en el certamen más exigente y diverso, y que año tras año, impone su pauta, las nuevas tendencias y nos ayuda a comprender mejor un mundo en acelerada transformación. Y la verdad es que con la pantalla omnipresente en nuestras vidas -en los teatros, la televisión, los computadores, los teléfonos, etc- cambió la manera de hacer y ver cine. Hoy en día, el cine muestra más, con más realismo; informa más , con más precisión y obliga a participar. La selección oficial de este año en Cannes suena muy competente. Incluye unas 54 películas provenientes de 30 países (de 1900 propuestas) que se dividen en dos categorías; la primera, en competencia por el máximo galardón de la Palma de Oro con 21 películas y un jurado presidido por el director australiano George Miller (padre de la saga ‘Mad Max’) ;y la segunda, en la igualmente importante categoría, ‘Una Cierta Mirada’ con 19 muestras. Eso además de las películas ‘fuera de competencia’ y los cortometrajes en competencia y que -a mucho honor- volvieron a incluir el trabajo del colombiano Simón Mesa Soto entre los diez seleccionados (entre más de 5 mil propuestas) con un corto titulado ‘Madre’. Recordemos que Mesa ganó la Palma de Oro del cortometraje el año pasado por ‘Leidi’. Una consagración.El festival también acoge categorías paralelas como ‘La Quincena de los Realizadores’ con 18 películas y ‘La Semana de la Crítica’ con ocho. Y ofrece un sinnúmero de invitaciones a ver cine en pabellones particulares de los países participantes. Es una maratón y con el dolor en el alma toca escoger. Personalmente voy por los más famosos y reconocidos y este año no me perderé la película de inauguración ‘Cafe Society’ de Woody Allen; llega fuera de competencia y reanuda con Nueva York, la ciudad amada de su director y con el personaje del ‘judío neurasténico’ que solía interpretar. Veré ‘Julieta’ del español Pedro Almodóvar, de vuelta a Cannes después de años de ausencia. Una cita obligada sería ‘La fille inconnue’ de los hermanos belgas Jean Pierre y Luc Dardenne, especialistas de los temas con reivindicaciones sociales. Ya ganaron dos Palmas de Oro y, según dicen, van por la tercera. Me gustan las películas del joven canadiense Xavier Dolan (Mommy), muy fantasioso y original. Este año trae ‘Es solo el fin del mundo’ y cuenta la historia de un escritor que vuelve a casa a anunciar su muerte inminente a su familia. Me gusta el extraño director francés Olivier Assayas y la película que presenta este año ‘Personal Shopper’ y cuya protagonista es la excelente Kristen Stewart, se impone. También ‘Baccalaureat’ (o ‘Graduación’ ), del rumano Cristian Mungiu (nos había impresionado con ‘4 meses, 3 semanas y dos días’ ). O ‘Elle’ del holandés Paul Verhoeven quien se hizo famoso con ‘Basic Instinct’ en 1992. Obviamente veré -por razones de identidad personal- la película egipcia ‘Clash’ de Mohamed Diab: ocurre en un camión de policía, repleto de manifestantes a favor y en contra de los Hermanos Musulmanes. Hace pocos años Diab dirigió ‘Cairo 678’, una dramática denuncia sobre el acoso sexual a la mujer egipcia (se puede ver en Youtube, con subtítulos). Y también ‘Beyond the mountains and hills’ del israelí Eran Kolirin quien nos había regalado la exquisita ‘La visita de la banda’. Y tantas más que iré comentando...

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad