El ‘amigo’ Putin

Febrero 10, 2017 - 06:51 p.m. Por: Liliane de Levy

Desde su incursión en política de los Estados Unidos y a lo largo del recorrido que lo llevó a la presidencia, Donald Trump ha hecho elogio de Vladimir Putin, de manera consistente. Nunca le incomodó que el presidente ruso estuviera involucrado en violaciones de los Derechos Humanos, o en guerras sucias en Ucrania y Siria. Recuerdo que Trump había también aplaudido a los ‘hackers’ rusos inmiscuidos en secretos de estado norteamericanos y los había invitado a que investigaran asuntos que pudieran perjudicar a su contendora electoral, Hillary Clinton. A la vista y el oído de todo el mundo. Sin embargo causó sensación un reciente incidente relacionado de manera bochornosa con Putin; lo protagonizó Donald Trump durante una entrevista televisada que le concedió a Bill O’Reilly, el periodista estrella de la cadena Fox, conocida por su estrecha filiación con el Partido Republicano y la derecha en general.

Sorpresivamente la entrevista que se esperaba amañada y a favor de Trump resultó ser una de las más agresivas en su contra. O’Reilly le hizo preguntas duras y comprometedoras, entre otras qué pensaba de Putin. Trump dijo que lo ‘respeta’ como líder y O’Reilly remató: “¡Pero Putin es un matón!”. Tomado por sorpresa Trump contestó, sin mucho pensar: “Hay muchos matones... ¿usted cree que los norteamericanos somo tan inocentes?” Lamentable respuesta que fue percibida como un insulto a toda la nación e indignó a la opinión, tanto de izquierda como de derecha. El Wall Street Journal, periódico de derecha -de alta notoriedad y referencia obligada- la censuró severamente en su editorial y páginas de opinión. Al igual que el resto del país, el Wall Street Journal se mostró consternado ante un presidente que afirma ‘respetar’ a un ‘matón’ y comparar sus crímenes extrajudiciales a prácticas del gobierno norteamericano. Nunca antes, dice el diario, un presidente de Estados Unidos ha declarado públicamente que el crimen político es aceptable y que su país comete crímenes similares.

Ahora la gente se pregunta: ¿Por qué Trump respeta y elogia tanto a Putin? ¿Qué hay detrás de tan extraña admiración?

No es fácil entenderlo y las interpretaciones surgen de todos lados. Unos dicen -fantaseando y sin pruebas ningunas- que Trump habla bien de Putin, por puro miedo. Sobre todo siendo el tan bocón, experto en insultar y rebajar sin consideración a quienes desafían sus deseos o lo contradicen. Tanta gentileza y falsa admiración por Putin -dicen los fantasiosos- es quizás producto de un chantaje que desconocemos y que obliga a Trump a comportarse. Al fin y al cabo los rusos lideran el llamado ‘hacking’ en el mundo y penetran las intimidades mejores guardadas para hacerlas públicas cuando lo estiman necesario. Es su arma chantajista y la manejan con maestría.

Otra interpretación del afán de Trump de complacer a Putin puede ser la versión oficial de la actual administración en Washington cuando afirma que solo busca una estrecha colaboración entre Estados Unidos y Rusia para derrotar al Estado Islámico.

Finalmente las otras posibilidades de explicar por que Trump adula tanto al ‘matón’ Putin incluirían, entre otras, utilizar su ayuda para frenar las ambiciones nucleares de Irán; asustar a la Otan que considera abusiva e ineficiente; desestabilizar a la Unión Europea que a ratos cuestionan sus proyectos y sobre todo, construir un bloque de resistencia contra China. En otras palabras todo estaría fríamente calculado... aunque difícil creerlo, viniendo del impulsivo y descontrolado Donald Trump. Entretanto cunde el escepticismo y el pánico.

VER COMENTARIOS
Columnistas