Cannes, 65 años

Cannes, 65 años

Mayo 25, 2012 - 12:00 a.m. Por: Liliane de Levy

Ni el frío ni la lluvia persistente lograron opacar la celebración anual del Festival Internacional de Cine de Cannes (Francia). Al contrario, con motivo de su 65 aniversario llegaron los participantes más numerosos y prestigiosos que nunca. Y yo tratando de ver el mayor número de películas, limitándome a la selección oficial que otorga la Palma de Oro y a otra selección oficial llamada ‘Una Cierta Mirada’ que le sigue en importancia. Van mis breves comentarios sobre películas que me gustaron.‘Moonrise Kingdom’ del joven norteamericano Wes Anderson, filmada a la manera de un libro de cuentos infantiles con un elenco de lujo que incluye a Tilda Swinton, Bruce Willis, Bill Murray y otros. La película sorprende, divierte y enternece en torno a dos niños de 12 años que se enamoran.‘De rouille et d’os’ (Rust and Bones) del francés Jacques Audiard (‘El Profeta’) es a la vez melodramática, social y romántica. Y un acierto, del principio al fin. Allí se lucen la talentosa Marion Cotillard y el actor belga Mattias Schoenaerts (revelado en ‘Bullhead’, nominada al Oscar del 2011) quien, según mi criterio, se merece la Palma de Oro a la mejor interpretación masculina.‘Después de la Batalla’, del director egipcio Yousry Nasralla. Denuncia, sin disimulos, la manipulación de la revolución egipcia a favor de corrientes religiosas y del antiguo régimen. El mismo director y sus actores expresaron el temor de no poder filmar más en Egipto donde las autoridades se dieron por acallar a los artistas. Buena película con excelentes escenas callejeras, aunque resulta confusa para quienes no están muy al tanto de la realidad política egipcia.‘Beyond the Hills’, otra película angustiante del rumano Cristian Mungiu (premiado en Cannes en el 2007 por ‘4 meses, 3 semanas, 2 días’). Denuncia prácticas que se llevan a cabo en los monasterios y hacen el mal en nombre del bien. Al parecer fue inspirada por una historia real de exorcismo que ocurrió en un convento en Moldavia en el 2005. Merece un premio.‘Amour’ del austriaco Michael Haneke (‘La Pianista’, ‘La Cinta Blanca’) es una conmovedora historia de amor entre una pareja de octogenarios y dos sensacionales actores, Emanuelle Riva (se consagró en ‘Hiroshima mon amour’) y Jean Louis Trintignant.‘Like someone in love’ del iraní Abbas Kiarostami. Filmada en Japón, desarrolla técnicas magistrales que sacuden al mundo del cine. ‘¿Por qué en Japón?’. “Para que en Irán no me acusen de hacer una película occidental como sucedió el año pasado con ‘Copie Conforme’, filmada en Italia”, contestó el director.‘On the Road’ del brasileño Walter Salles; se basa en el libro culto de Jack Kerouac sobre la ‘Beat Generation’ que inspiró a todas las generaciones desde su aparición a principios de los años 50. Un proyecto ambicioso que Salles maneja con maestría... y cierta libertad. También puede ganar.‘Elefante Blanco’ del argentino Pablo Trapero. Buena y bien actuada (Con Ricardo Darín) aunque su descripción de la miseria humana ya fue tratada por el mismo Trapero en otras películas.Y la película colombiana ‘La Playa’ de Juan Andrés Arango; compite en dos categorías: ‘Una Cierta Mirada’ y ‘Camera d’Or’ (premia al primer trabajo de un director). Con un tema novedoso y buena filmación habla de la superación en medio de la oscuridad. Y un desenlace optimista. Se destaca un joven y apuesto actor chocoano llamado Luis Carlos Guevara en el papel principal.

VER COMENTARIOS
Columnistas