Buen cine en Cali

Buen cine en Cali

Noviembre 02, 2017 - 11:35 p.m. Por: Liliane de Levy

Ante el cúmulo de malas películas que suelen agobiar al público caleño, aplaudo la celebración de un Festival de Cine en Cali que promete ser interesante y aleccionador. Al mismo tiempo aprovecho la oportunidad para destacar una película en cartelera que tuvo el mérito de llevarse el premio a ‘Mejor realizador’ en el prestigioso Festival de Cine en Cannes de este mismo año. Se trata de ‘Beguiled’ (El Seductor) de la consagrada directora Sofía Coppola cuyo talento se impuso en muestras como ‘Lost in Translation’, ‘Marie Antoinette’, ‘Somewhere’, ‘The Bling Ring’ y otras. Siempre sutil, graciosa, divertida y muy detallista.

‘Beguiled’ es una nueva versión (un remake) de una película basada en el libro ‘The painted Devil’ y filmada a principios de los años 70 bajo la dirección de Don Siegel y la actuación estelar de Clint Eastwood -muy joven y guapo en este entonces. Cuenta una historia que sucede durante la Guerra Civil en Estados Unidos detrás de los muros de una escuela sureña en la que solo quedan cinco alumnas en manos de una severa directora cristiana, ávida lectora de la Biblia (Nicole Kidman) y una delicada y sensible profesora (Kristen Dunst) dedicada a dar clases de francés. Las siete mujeres viven encerradas, aisladas del mundo exterior que consideran peligroso y miedoso, tranquilas y protegidas pero también bastante aburridas hasta que un buen día un soldado desertor (Colin Farrell) del campo enemigo irrumpe en sus vidas, mal herido, y ellas deciden albergarlo y curarlo.

Sin embargo la presencia de un hombre en un mundo de mujeres resultó perturbador y la vida en la escuela cambió. De repente las mujeres del claustro comenzaron a arreglarse mejor, a usar sus mejores vestidos y a adornarse con aretes y collares. En una escena sutilmente erótica la directora limpia al muy bello soldado herido y pasea sus manos vacilantes sobre su cuerpo desnudo. En otras ellas tratan, por turno y en secreto, de penetrar en la habitación del intruso para mirarlo, tocarlo, e incluso besarlo. La más vulnerable viene a ser la profesora que no logra reprimir sus deseos sexuales, hasta que ocurre el horror con la revelación de una traición y la amputación de una pierna que se gangrena del soldado... Y todo termina de manera poco predecible y que obviamente no les contaré.

Los méritos de ‘Beguiled’ de Sofía Coppola son múltiples. Primero en la misma filmación dentro de un ambiente minuciosamente estudiado con muebles, vestimentas, música de la época, con el gesto lento, las luces tenues y sobre todo una impecable composición de las imágenes que hacen que cada toma semeje una obra de arte de extraordinaria calidad. La fotografía realizada por un tal Philippe Lesourd resulta simplemente maravillosa.

Vale la pena aclarar que Sofía Coppola no quiso imitar la versión violenta de la película de los años 70 que mostraba a las mujeres como dominantes y castradoras. En su versión actual las mujeres son más amables y mejor educadas y solo por obligación llegan a cometer pecados mortales. El mismo papel de Clint Eastwood quien en la primera versión era seductor tramposo y abusivo, en la nueva versión Colin Farrell lo suaviza para volverlo encantador y elegante.

Da también la impresión que en nuestro mundo misógino y politizado con exceso, Sofía Coppola quiso hacer una película civil y con buenas maneras, aún en las peores circunstancias. Para lograrlo limitó las escenas con desnudos y de sexo a lo esencial y no quiso entrar en debates políticos y raciales; en ningún momento enfocó su película sobre la guerra civil y sus motivos. Tampoco pretendió que ‘Beguiled’ fuera feminista. Como lo aclaró en una conferencia de prensa en Cannes, es simplemente una historia de mujeres que pueden llevar una vida tranquila y feliz, sin la presencia perturbadora de los hombres.

VER COMENTARIOS
Columnistas