Por las buenas

opinion: Por las buenas

Por su ubicación, clima y cercanía con el puerto de Buenaventura, además...

Por las buenas

Noviembre 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: Laura Posada

Por su ubicación, clima y cercanía con el puerto de Buenaventura, además de contar con una mejoría notable en renovación urbana, planes de desarrollo y calidad de vida, Cali es atractiva para los inversionistas extranjeros, que han radicado sus operaciones en la ciudad, abriendo oportunidades y aportando a su progreso. Por eso no es raro que una multinacional como PriceSmart haya puesto sus ojos en esta urbe, como tampoco lo es que la apertura de esta compañía norteamericana haya despertado con gran notoriedad la novelería del caleño. Interminables filas y mares de personas asombradas ante una mole llena de todos esos objetos, prendas y comestibles gringos que siempre quisimos tener, pero ahora ya no habrá que encargarlos. Nos hemos vuelto, incluso, un poco más consumistas, como los gringos, que son compulsivos para comprar cosas y cantidades que no necesitan. Total, es cuestión de gustos y bienvenidos quienes escogen a Cali para hacer parte de su crecimiento, más cuando se trata de una organización seria como PriceSmart, con la que simpatizo sólo porque al menos 30% de la mercancía que venden la surten proveedores locales, cifra que ojalá aumente. Y como el crecimiento es recíproco, lo debe ser también el compromiso de estas empresas de trabajar, como lo expuso Antonio De Roux en su columna acerca de la importancia de rescatar la responsabilidad social empresarial, para contribuir al bienestar integral de la comunidad. Es cierto que no todo está en el consumo ni en el resultado económico.Está claro que las normas de desarrollo urbanístico no fueron lo suficientemente previstas para la construcción de cinco mil metros cuadrados; que varios de sus escombros desaparecieron un pequeño río en el lote; que no calcularon que 270 parqueaderos no serían suficientes; que bajo su criterio instalaron un par de semáforos y ubicaron conos para desviar el tráfico. Una invitación a que el Gobierno Municipal esté siempre pendiente y a que PriceSmart haga las cosas por las buenas, sea propositivo en las soluciones y claro en sus futuras responsabilidades. Sobre todo ahora, que por disposición de las autoridades ambientales debe reponer los árboles que fueron afectados durante la obra en la Cañasgordas y porque en mayo próximo abre el segundo almacén en el norte de Cali, en donde vecinos del sector ya empezaron a quejarse de las basuras y del deterioro de las calles. Para que una empresa se consolide y prospere, más en territorios ajenos, es fundamental prestar especial atención a sus visitantes, sobre todo a aquellos que portan un carnet de business member y hacen parte oficial del membership shopping club. Que algunos de sus empleados sean displicentes ante las inquietudes de los usuarios (como me pasó con el señor que controla la entrada), que las líneas de atención no sean atendidas o las quejas que se envían a través de un moderno ‘formulario de retroalimentación’ cuya solicitud en la página web promete una pronta respuesta (como he hecho en dos oportunidades sin recibir nada a cambio), desinfla. La responsabilidad social empresarial también está en el buen trato y en una comunicación clara y oportuna. De ahí la necesidad de contar con un servicio al cliente amable y eficiente, en el que los gringos son campeones.***Paréntesis: Una orgullosa felicitación para el colectivo Chao Racismo, que le apostó desde un principio a la inclusión como herramienta vital para la competitividad. Por su aporte a la reconciliación y al reconocimiento histórico de las víctimas étnicas del conflicto, fueron nominados por la Corporación Viva la Ciudadanía al premio Nacional de Paz 2012. Qué ejemplo.

VER COMENTARIOS
Columnistas