El taller de escritura Comfandi

Agosto 26, 2010 - 12:00 a.m. Por: Julio César Londoño

Acaba de graduarse con honores la primera promoción del Taller de Escritura de la Biblioteca Departamental del Valle y Mincultura que dirigí entre el 2008 y el 2010. Fue una experiencia muy gratificante: publicamos cuatro libros, Orlando Cajamarca se ganó la Beca de Creación en Dramaturgia del Mincultura, y Winston Espejo el Premio Nacional de Cuento RCN en la categoría profesores. Dos textos del fotógrafo y blodyMarysta Hernando Aldana y de la magistra Constanza Lema (Instituto de Idiomas USC) fueron incluidos en la Antología 2010 Renata (Red Nacional de Talleres de Escritura Creativa de Mincultura). La vida es una zorra, claro, pero a veces tiene sus queriduras. Yo sólo aspiraba a armar un grupo de trabajo literario y terminé en medio de un centro de pensamiento de alto nivel con énfasis en literatura. ¡Fui a enseñar y terminé aprendiendo!En su nueva etapa el Taller funcionará en el Centro Cultural Comfandi. Allí hablaremos del cuento, esa forma sintética y esencial cuyo protagonista es el argumento. Elegí el cuento porque huele como a mil y una noches, y porque no tiene las toneladas de ripio que acarrea la novela. Hablaremos de crítica literaria para leer con más ojos y para que los estudiantes puedan autocriticar sus propios textos; es decir, para que ejerzan con propiedad el arte de tachar. Hablaremos del ensayo, ese género que sabe sostener con gracia un punto de vista original, y reflexionar manteniendo un vaivén controlado entre el rigor y la especulación. Creo que es el género de más importancia social: son ensayos las columnas de opinión, las biografías, los libros de humanidades y los de ciencias, las tesis de los estudiantes y los tratados de los sabios.Y hablaremos de la fusión más importante del Siglo XX, el periodismo literario, ese invento feliz de Gabo, Truman Capote y Gay Talese, los tres señores que combinaron en los años 50 la agilidad, las estructuras y el impacto del periodismo, con el tino de la poesía. Los interesados en tomar estos contenidos pueden escribir a j-clondono@hotmail.com, con copia a centro_cultural@comfandi.com.co, incluyendo un texto de media página (1/2) en el que indique las razones que los llevan a inscribirse. Deben agregar la edad (mínimo 16 años), números de contacto, dos (2) líneas de currículo y decir si están afiliados a Comfandi, aunque no es indispensable estarlo para ser admitido. Las inscripciones se reciben hasta el 24 de septiembre, y las clases empiezan el 4 de octubre. El taller es gratuito, será visitado con frecuencia por escritores del país y de la región, y sesionará durante dos años todos los sábados entre las 9 a.m. y la 1:00 p.m. de manera presencial, y por internet durante toda la semana porque yo no creo en los escritores de fin de semana. El fin de semana usted puede ser filatelista, orquideólogo, sicópata, padre de familia, pastor o astronauta pero no escritor.P.D: Como vallecaucano debo felicitar a El País por su importante aporte en do hechos de nuestra región: el haber destapado los hechos turbios alrededor de la gobernación de Juan Carlos Abadía y las denuncias que levaron al cese de la explotación de la mina de oro en Zaragoza. Ahora sus reporteros tienen en la mira las decenas de retroexcavadoras que están metiendo sus garfios en otro recodo del maltrecho río Dagua, entre los corregimientos de Córdoba y San Cipriano.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad