El gran colombiano

El gran colombiano

Junio 27, 2013 - 12:00 a.m. Por: Julio César Londoño

Entre sorprendida e indignada recibió la comunidad intelectual el resultado de la encuesta ‘El gran colombiano’ de la historia, que dio como ganador a Álvaro Uribe, con segundo lugar para Jaime Garzón. Uribe, alegan, es el colombiano de los últimos diez años, no de la historia. Es el gran colombiano de la prehistoria, dicen quienes lo consideran el representante más peligroso del Alto Paleolítico.Para un amplio sector de la población, hay que reconocerlo, el resultado es justo. Tienen razón.Lo que nadie entiende es cómo la misma muestra que entroniza a un líder cercano a los afectos paramilitares, vota masivamente por Jaime Garzón, el humorista asesinado por orden de Carlos Castaño. “Solo hay una explicación”, asegura un analista: “Somos un país esquizofrénico. Amamos la víctima y el pistolero”. Tiene razón.En realidad el resultado no es tan paradojal como piensan los intelectuales. La política en general, y la colombiana en especial, es demasiado compleja para la comprensión del ciudadano promedio. Y Álvaro Uribe es, sin duda, un gran comunicador de la simplicidad. Su guión es elemental, y su discurso, recio y persuasivo, apunta directo al corazón de los sentimientos más primarios: el miedo y el odio. Sabe intercalar cifras, refranes e injurias. Ignora los límites. Nos protege del Mal. Quizá no sea el gran colombiano pero sin duda es el gran hermano. La encuesta mide la popularidad de los candidatos, y es innegable que Uribe la tiene en grandes cantidades. Cuando la encuesta se hace entre economistas, estadistas, historiadores y politólogos, como la que hizo Semana hace unos años, Uribe apenas supera, en la cohorte inferior, a Andrés Pastrana, Samper y Turbay. En ese examen Uribe se rajó en el manejo de las relaciones internacionales, visión histórica, prospectiva global, administración pública y proyectos de cohesión social. De uno a cinco, su calificación fue 2,8. El tercer lugar sí es inexplicable: ¡Manuel Elkin Patarroyo, ese filipichín que lleva tres decenios vacunando las arcas de Colciencias! El trabajo de Manuel Elkin cabe en una analogía: su vacuna es a la malaria lo que J. M. Santos al conflicto palestino. ¿Cómo explicar que Patarroyo le saque amplísima ventaja a un científico y humanista de la talla de Rodolfo Llinás? ¿Cómo entender que haya superado incluso a uno de los grandes escritores de la historia de las letras universales, García Márquez? Tal vez si recordamos que en Colombia se leen dos libros per cápita al año, contando textos de estudio, podamos entender la súbita colación de Patarroyo en el panteón de History Channel.La conclusión obvia es que el grueso de la población encuestada anda ligeramente confundida.El otro ‘palo’ de la encuesta fue Juanes: sacó más puntos que Shakira. Es verdad que Juanes exhibe una seductora mezcla de estrella y gamín, y es un magnífico exponente de la guasca-pop, pero está lejos de esa maravillosa conjunción de talentos llamada Shakira. La voz, los arreglos, las fusiones, las ventas, las letras, la proyección internacional y, por supuesto, las caderas de juanes, están muy lejos de alcanzar los divinos vibratos de Shakira. Dejemos así. No vale la pena gastar más tinta en algo que no pasa de ser una encuesta hecha sobre una muestra despistada y en el frívolo formato de los realities.

VER COMENTARIOS
Columnistas