Desagravio al Gobernador

Julio 12, 2012 - 12:00 a.m. Por: Julio César Londoño

Señor Gobernador del Valle: con una ligereza que no me perdonaré nunca, escribí contra usted y sus aliados dos Planas deplorables. Injustas. Calumniosas. Maldita la hora en que desconfié del amplio consenso que respaldó su campaña (la Unidad Nacional, el establecimiento valluno, la Virgen del Carmen y la Divina Providencia en persona) y finalmente lo llevó al Palacio de San Francisco para honra y prez del Departamento. Me influyeron, lo reconozco, las habladurías de 133.000 personas y ciertos columnistas tan insidiosos como Juan José Saavedra, Jorge Restrepo Potes, Laura Posada, Beatriz López, María Elvira Bonilla, Benjamín Barney, Gloria H., Antonio de Roux, Mauricio Cabrera…Como si fuera poco, lo acusé de ser amigo de un señor oscuro y poderoso y de una señora rubia y aún más poderosa. Por fortuna, la Providencia actuó con precisión matemática: la Fiscalía capturó al señor oscuro horas antes de los comicios, lo que fue un duro golpe para su contendor, y la señora rubia fue citada a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia unas horas después, cuando ya todo estaba consumado. Pero mi opinión sobre usted cambió, Gobernador. Usted nos tapó la boca a sus detractores con el brillante equipo de tecnócratas que escogió para formar su gabinete. Verbigracia el académico Milton Castrillón en la Secretaría de Educación. Chapeau! Apuesto a que Milton pone una gasolinera en cada colegio y resuelve para siempre los problemas económicos del sector. Claro que no faltan los que dicen que Milton fue un concejal muy cuestionado pero la verdad es que la expresión ‘político cuestionado’ no pasa de ser una redundancia crasa, un pleonasmo propio del lenguaje de ciudadanos casposos, de esos que no entienden que la sociedad necesita políticos y banqueros porque si no ¿quién hace el trabajo sucio?Verbigracia Víctor Julio González, el señor de mostrar del MIO, el que pondrá por fin orden en la Licorera, así la gente diga que González va redondear la faena que dejó iniciada Useche. Van por el saldo, dicen los que desconfían de González por el simple hecho de tener un jefe moreno. ¿Hasta dónde ha llegado la discriminación en el Valle? En la Secretaría de Salud puso usted una cuota de la rubia, la señora que ha hecho de la red hospitalaria del Valle el modelo que copian punto por punto los países nórdicos. En Telepacífico nombró a la señora de Mauricio Guzmán, lo que no es deshonra.En suma, ¡qué gabinete, Gobernador! Siga adelante. No escuche a esos necios que quieren enlodar el buen nombre de la rubia, como El Tiempo, empeñado en investigar el caso de unas narcohaciendas, o la Silla Vacía, que la llama ‘la baronesa de la salud’, o la Corte Suprema de Justicia, que la interrogó el lunes por presunto lavado de activos, o la última edición Semana, donde se afirma que la señora tiene investigaciones por enriquecimiento ilícito, parapolítica, testaferrato y falsedad en documento público… “entre otros”, dice textualmente la publicación.Señor Gobernador, legionario mariano y bachiller emérito: a palabras necias oídos sordos. ¡Por el bien de mi Valle, adelante!P.D. Última hora. Renunció Milton. Lo reemplaza un exsecretario de Abadía. ¡Qué pérdida para la educación!

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad