Transformarse, el camino correcto

Transformarse, el camino correcto

Septiembre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por: Julián Domínguez Rivera

Es claro que Colombia en estos momentos se está jugando su futuro y el bienestar de las próximas generaciones. Definir el rumbo del país es la gran responsabilidad que tienen en sus manos los líderes públicos y privados, y hablo específicamente del modelo económico.Como lo mencionó el exministro Rudolf Hommes en el reciente foro de Portafolio 20 años, genera ‘ansiedad’ que llevemos dos décadas discutiendo si el modelo es el de la apertura o el proteccionismo.El mensaje transmitido por los expertos que participaron en el pasado Congreso de Confecámaras no puede ser más claro: La política exterior de apertura es la ruta correcta para la económica colombiana en el corto mediano y largo plazo, como lo afirmó el Ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz Granados.No en vano el tema del Congreso fue ‘Transformarse para Competir’, con el fin de hacer énfasis en la necesidad de ser más productivos y abiertos al mundo para crecer a niveles que nos permitan desarrollarnos y tener mayores anticuerpos ante las crisis.El Profesor de la Universidad de Corea, Jaehak Lee, nos mostró cómo el milagro de Corea fue posible a la determinación de apostar por una política comercial con planes quinquenales de desarrollo, por encima del sobrepaso político, escogiendo sectores ganadores e invirtiendo grandes recursos en innovación. “La innovación es requisito para sobrevivir”, afirmó el profesor Lee.Julio María Sanguinetti, expresidente de Uruguay, fue igual de contundente: Los países abiertos han sido en el pasado los más aventajados en su desarrollo y en el mundo de hoy no hay posibilidad de cerrarse.Para Sanguinetti, los factores clave son la educación, en donde América Latina se encuentra rezagada, la seguridad jurídica, la estabilidad institucional, el estado de derecho y la separación de poderes. “La globalización es un hecho, no una política”, dijo.El expresidente César Gaviria reafirmó lo anterior: “Empiezan a hacer carrera, con base en hechos falsos, una serie de teorías que quieren que Colombia dé un paso atrás, eso ha sido muy latinoamericano. Los problemas que tenemos no son por los avances que hemos hecho, sino por lo que no hemos hecho”.Llevamos también el caso de una empresa española que es líder mundial en el sector de cavas y a la que anteriores y la actual crisis económica de su país no la han afectado, porque ha sido pionera en conquistar nuevos mercados: Freixenet. José Luis Bonet, su presidente, hizo énfasis en que la clave ha sido la innovación, la internacionalización, la marca, la formación continua, la determinación y el esfuerzo. Es decir, hacer la tarea.No podemos pensar que continuando estáticos en modelos de producción, sin hacer el esfuerzo por actualizarnos y ser mejores, vamos a conquistar los mercados o, peor aún, a sobrevivir. Está visto que cerrarse a la competencia es el camino de los incapaces. Tenemos que demostrar que nosotros sí somos capaces, porque ya se acabaron las excusas para no serlo. Hay que superarlas y hacer las transformaciones que se requieren tanto en el sector real, como en la plataforma que debe proveer el sector público para ser más competitivos. Es un deber con el futuro de Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas