Innovación y clúster

Innovación y clúster

Noviembre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por: Julián Domínguez Rivera

Mientras que Panamá subió nueve puestos y Brasil y México cinco cada uno en el más reciente informe de competitividad del Foro Económico Mundial, Colombia bajó un lugar, evidenciando que la tarea en este campo sigue pendiente y será difícil avanzar, al menos que las acciones se articulen de una manera más estrecha entre los sectores público y privado de los planos nacional y local.La gestión del tema de la innovación es un ejemplo de esto. Es un hecho que en el marco de la internacionalización de la economía, el éxito se alcanza con más conocimiento aplicado a la producción de bienes y servicios y con más innovación, que con la simple acumulación de capital y trabajo. Sin embargo, según la V Encuesta Nacional de Innovación (2009-2010) de septiembre de este año, sólo una de cada 200 empresas innova de manera estricta, es decir, obtuvo un bien o servicio nuevo o significativamente mejorado para el mercado internacional.La encuesta señaló también que el 33,8% de empresas innovan en sentido amplio, lo que significa que las empresas producen al menos un bien o servicio nuevo o mejorado para el mercado nacional o un proceso nuevo o mejorado para la empresa. Entre tanto, el 60% de las empresas son ajenas a la innovación.¿Por qué nos avanzamos? Porque el tema de fomento y gestión de la innovación involucra a muchos actores y se requiere un mayor trabajo articulado de los sectores público y privado, y la definición de los roles de cada uno de los responsables tanto en el plano central como local. El Gobierno, de un lado, genera el entorno favorable para el funcionamiento del sistema de innovación, definiendo líneas de política e instrumentos idóneos para corregir las fallas de mercado e impulsar al interior de las empresas la innovación. El sector privado, del otro lado, es quien propicia el largo plazo en la ejecución de las estrategias, define criterios para prioridades estratégicas, evalúa la consistencia y el impacto de las políticas e invierte también en ciencia, tecnología e innovación.Otro aspecto a considerar es que a pesar de la articulación de los Sistemas de Competitividad con el de Innovación aún no es clara la complementariedad entre los sistemas y puede seguir presentándose una duplicidad en la institucionalidad pública del nivel nacional.Una de la vías para lograr la articulación entre los dos sistemas y a su vez con el nivel local es a través de vincular el Sistema de Competitividad e Innovación con los sectores o clúster focalizados por las Comisiones Regionales de Competitividad, con políticas transversales que impacten a más de un clúster y en más de una región. El clúster es la plataforma para competir tanto en el país como en el mundo. Trabajar bajo el enfoque de clúster permite que cada uno de los actores sea responsable de la competitividad, y da pautas en cuanto a la definición de políticas y acciones que impacten a más de una región en temas como instituciones, infraestructura, acceso a capital, relación Universidad - Empresa, el fomento del emprendimiento dinámico a través de ángeles inversores, y uno de los aspectos más importantes: atraer conocimiento e innovación para avanzar con bases sólidas en los factores que influyen en la capacidad de competir con éxito con las demás economías del mundo.

VER COMENTARIOS
Columnistas