Un buen gobierno

opinion: Un buen gobierno

En la semana pasada sucedieron hechos determinantes en la mayor potencia del...

Un buen gobierno

Agosto 04, 2014 - 12:00 a.m. Por: José Félix Escobar

En la semana pasada sucedieron hechos determinantes en la mayor potencia del planeta. El miércoles la Cámara de Representantes autorizó iniciar una demanda judicial contra el presidente de los Estados Unidos, bajo la acusación de que Obama violó el principio constitucional de separación de poderes. En efecto, el presidente Obama tomó la vía que muchos de sus antecesores se han visto obligados a tomar: gobernar por medio de órdenes ejecutivas, que equivalen a leyes. El empantanamiento de las iniciativas gubernamentales en la Cámara de Representantes, dominada por los republicanos, conduce de modo ineludible a un juego de arbitrariedades, en el cual los congresistas republicanos se oponen a todo y el presidente, que no puede detener la marcha del gobierno, se ve forzado a obviar los obstáculos que se siembran a su paso.Lo inentendible en una democracia seria es que la acusación a Obama se fundamente en el avance y consolidación de la iniciativa de dar salud básica a todos; hoy es un hecho que los 45 millones de pobres sin asistencia sanitaria que encontró Obama cuando llegó al poder, son cada día menos. Parece que los extremistas del Tea Party no aceptan ni aceptarán a Obama, un presidente con sangre africana; y que no pueden tolerar que sus iniciativas vayan saliendo adelante. Por ello han optado por no rajar ni prestar el hacha. Obama ha solicitado fondos al Congreso para detener de alguna forma la avalancha de niños migrantes que se cuela por la frontera sur del país, pero los republicanos de la Cámara rebajaron el pedido y lo condicionaron a no extender medidas de apoyo temporal a las familias de los migrantes.Lo paradójico es que en la semana pasada se anunciaron datos que certifican un vigoroso repunte de la economía norteamericana. El crecimiento del país fue de un 4 % en el segundo trimestre y las cifras oficiales indican que en el mes de julio se crearon 209.000 puestos de trabajo. La deuda externa que parecía hace poco fuera de control se ha situado en un punto intermedio entre los endeudamientos de Alemania y Japón, tomando como indicador el porcentaje de deuda sobre el PIB.Como lo ha dicho repetidamente Obama, el interés nacional de los EE. UU. se debe concentrar dentro de sus fronteras. Ya los norteamericanos se cansaron de ser los policías del mundo, y prefieren que las distintas naciones aprendan a solucionar sus propios problemas. Pura lógica patriótica para manejar un país que llevaba décadas sufragando el gasto militar de los países que se niegan a asumir los costos de su propia defensa.¿Cómo definir lo que es un buen gobierno? Si se tomaran en serio las violentas arremetidas de los opositores, habría que concluir que estamos en presencia del peor presidente de la historia. Si se siguieran solamente los índices de popularidad, Obama saldría mal librado, pues poderosos e influyentes lobbys no dejan de desprestigiarlo. Si se escucharan los lamentos del exterior, provenientes de quienes se acostumbraron a que los yanquis solucionaran todos los líos, Obama debería desaparecer de la escena política.Pero la contundencia de los hechos poco a poco va demostrando que la tozudez de este presidente está dando frutos. Los hechos demuestran que el presidente Obama ha concentrado la atención de la gran potencia en ella misma. Por eso el de Barack Obama se está posicionando en la Historia como un buen gobierno.

VER COMENTARIOS
Columnistas