Gulag en América

Septiembre 14, 2015 - 12:00 a.m. Por: José Félix Escobar

La reciente decisión judicial sobre el preso político Leopoldo López confirma una vez más que el régimen comandado por el dictador Maduro es una satrapía del peor estilo estalinista. Hoy forma parte del conocimiento de la gente normal el postulado según el cual las teorías de Carlos Marx pertenecen al reino de la utopía. Todos los estados que se decidieron a ponerlas en práctica comprobaron que en el mundo real Marx se convierte rápidamente en Stalin. Al conjunto de las oprobiosas prácticas de sojuzgamiento y eliminación de la oposición se le conoce como Gulag, por la organización soviética que administraba esas costumbres y torturas.Los países que pasaron por el infierno de estilo estalinista huyeron de él tras la caída del muro de Berlín. Con contadas excepciones como Corea del Norte y Cuba, dos tiranías hereditarias. La isla del Caribe quiere cambiar y así lo ha demostrado. Pero Corea del Norte sigue bajo la tenaza de los Kim Jong. La Venezuela de Maduro insiste en parecerse a esa tétrica dictadura, por más que sus funcionarios lo nieguen y proclamen sin rubor alguno gigantescas mentiras.El famoso juicio a Leopoldo López ha suscitado vigorosas protestas de los países desarrollados y de los organismos que velan por los derechos humanos. La Unión Europea ha sido vertical en sus críticas y los Estados Unidos no vacilaron en arremeter contra el atropello. Pero el silencio de los jefes de estado de la región es increíble. Parece que todos se han parapetado tras el principio de la no intervención para cuidarse las espaldas.Sin ninguna alteración en su rostro la canciller venezolana Delcy Rodríguez comentó el fallo sobre Leopoldo López diciendo que en su país “la ley es igual para todos”. A López, un opositor político, le remacharon más de 13 años de prisión. Si la ley es igual para todos, ¿cuántos años de cárcel han sentenciado los jueces a los chavistas que han hecho desaparecer 250 mil millones de dólares de las arcas de PDVSA? ¿Estos jueces tan igualitarios ya investigaron la conexión entre chavistas y bancos de Andorra? ¿Y los jueces chavistas sí harán cumplir la sentencia internacional que ordenó devolver su señal a Radio Caracas Televisión?Nicolás Maduro –fresco como una lechuga– afirmó ante los medios que la decisión de clausurar la frontera con Colombia fue “justa, correcta y necesaria”. En sus últimas alocuciones Maduro ha extendido su generalización de que los colombianos somos paramilitares y contrabandistas. Allá él, chapoteando en su ignorancia. Pero lo que sí duele es el cinismo cantinflesco del personaje: sigue declarando su “amor” por Colombia y que continuará siendo “garante” de nuestro proceso de paz. Que tome nota el alto gobierno colombiano, pues a quien pretende instaurar un nuevo Gulag en América es imposible creerle.* * * Sí a la venta de Isagén. Siempre que esos recursos se dediquen a cubrir el déficit de las cuentas nacionales. De no ser así el Estado continuará apretando el “torniquete” de los impuestos, que en ocasiones sobrepasa el 70% de carga sobre los contribuyentes. El propio presidente de la Andi narró el caso de una empresa que no dio utilidades en su ejercicio pasado, pero le tocó endeudarse en 50 mil millones para cubrir sus impuestos. ¿Qué dirá a todas estas el señor Juan Ricardo Ortega, quien armó el actual lío tributario y un buen día resolvió marcharse del país?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad