Doctrinas

Abril 02, 2012 - 12:00 a.m. Por: José Félix Escobar

Puede bautizarse como la doctrina ‘te saqueo pero ahí está tu puentecito’. Durante décadas se dijo que los mexicanos toleraban que sus gobernantes asaltaran los dineros públicos, con la condición de que hicieran obras. En efecto, el Siglo XX mostró a un Estado mexicano despegando lentamente; con grandes dificultades sobresalía entre la lista de los países más atrasados. Desde luego que un Partido gobernante fundado en semejante doctrina tenía que derrumbarse. Los dineros públicos deben dirigirse de manera exclusiva al beneficio de la comunidad, sin hacer paradas en ningún bolsillo.En el año 2000 el PRI fue derrotado por Vicente Fox. En estos 12 años México ha mantenido una línea de progreso, lenta pero firme, que lo ha llevado a mostrar un ingreso per cápita de más de 15.000 dólares. La labor de Felipe Calderón, sucesor de Fox, se ha centrado en purificar muchas ramificaciones estatales, inmersas en el desgreño que dejó el PRI. Fox y Calderón subieron el listón de la decencia, por lo cual el candidato que ahora anuncia el PRI, Enrique Peña Nieto, ostenta un perfil político plenamente diferente al de los gobernantes históricos que ese Partido acostumbraba a escoger a dedo. Rafael Correa practica la doctrina que puede llamarse ‘si no te callas te demando’. Correa insulta, agrede verbalmente, satiriza y se burla de quien quiere. Pero cuando los ciudadanos expresan libremente su opinión, en la forma en que ellos estimen apropiada, el furibundo Correa amenaza, coarta y coacciona. Si los ciudadanos utilizan los medios para desahogar sus opiniones, el gobierno de Correa demanda ante la Justicia a los periodistas y a los propietarios de periódicos y emisoras; y después de obtener las estrambóticas condenas, el líder aparenta ser un perdonavidas que en un acto de magnanimidad borra de un plumazo la sanción.Otra variedad de esta doctrina es la que practica el Gobierno de Argentina: ‘si me criticas te dejo sin papel. Clarín y La Nación, dos grandes periódicos argentinos, han resistido una y otra vez las feroces embestidas del kirchnerismo para tratar de acallarlos. Son públicos —y generan vergüenza— los esfuerzos del gobierno de la señora Fernández de Kirchner para limitar y hasta impedir el suministro de papel a los periódicos que la critican.La doctrina Correa-Fernández tiene su versión venezolana: ‘callo al escuálido que me critique’. Hugo Chávez Frías ha polucionado la historia latinoamericana con sus constantes agresiones a la prensa, en todas sus modalidades. Y en esta relación de doctrinas perversas no podría faltar la advocación cubana de los hermanos Castro: ‘si no eres el Papa, ni te atrevas a criticarnos’.* * * *¿Le falló la puntería al Gobierno Nacional? ¿O se trata de un ninguneo a todas luces inaceptable? Seguro que el nuevo Gobernador encargado del Valle está lleno de méritos. Pero es increíble que a un departamento —rico como el que más en recurso humano— traigan a un prócer de al lado a manejar las riendas, así sea por un rato. ¿Será que la culpa puede adjudicarse a una clase política que se ha tornado indomable?

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad