¿Y el patrón, qué?

Diciembre 16, 2010 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

Uno hace el esfuerzo por no escribir sobre el gobierno anterior que presidió Álvaro Uribe, pero es imposible pues todos los días el país se estremece con un nuevo caso de corrupción cometido en una cualquiera de las agencias del Estado que dependían directamente del insigne repúblico.No se sabe cuál caso es peor, pero intentemos referirnos a los más sobresalientes.1.- Las ‘chuzadas’ del DAS. Los ex funcionarios de ese cuerpo de inteligencia adscrito a la Presidencia de la República, Jorge Lagos, Fernando Tabares, Hernán Ospina, Alba Luz Flores, William Romero, Gustavo Sierra y Martha Leal, han explicado cómo se dispuso la interceptación a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y a políticos adversos al régimen como Piedad Córdoba y Gustavo Petro. Semana publicó apartes de sus declaraciones y todas apuntan a que ese delito se cometió con el asentimiento de la Casa de Nariño.2.- Ingeominas. Allí se daban licencias a diestra y siniestra para explotación minera, llevándose de calle normas ambientales y legales, al punto de que este gobierno ha tenido que cerrar 48 minas ilegales. La ministra del ramo, Beatriz Uribe, afirma que 571 títulos mineros están situados “donde no se pueden desarrollar proyectos mineros”.3.- Instituto Nacional de Concesiones. El excelente ministro de Transporte, Germán Cardona, ha dicho que el Inco está en “cuidados intensivos”, y que hay que darle un vuelco de 180 grados pues se aprobaban concesiones sin estudios previos. El ministro Cardona dice que está estudiando concesión por concesión pues se llegó al perverso caso del proyecto de la Transversal de las Américas que unirá a Venezuela con Panamá y que fue entregada la víspera de la salida de Uribe, a pesar del concepto contrario del gobierno entrante.4.- Banco Agrario. Este banco estuvo bajo la batuta de Andrés Felipe Arias, el bienamado ministro de Agricultura de Uribe. El Espectador denunció que con la línea de crédito a los exportadores para paliar la caída del dólar, se otorgaron recursos a empresas aportantes a la campaña política de Arias, cuando aspiró a la candidatura conservadora. De esos préstamos a floricultores, $230.000 millones son de difícil cobro, o sea que buena parte de esa plata se perderá, y es dinero público.5.- Incoder. El nuevo director de este ente, Juan Manuel Ospina, dice que no podía creer lo que vio al llegar a su despacho. No sólo no se habían devuelto tierras a los campesinos desplazados sino que se adjudicaban inmuebles a testaferros de bandidos. Juan Camilo Restrepo, ministro de Agricultura, sostiene que “personas muy cercanas al paramilitarismo” infiltraron el Incoder, y por eso apelará a la excepción de inconstitucionalidad, y que antes de abril entregará el Gobierno 300 mil hectáreas a 130 mil familias por restitución directa.5.- Dirección Nacional de Estupefacientes. Hace un tiempo el país se sorprendió al enterarse que la DNE le había prestado miles de millones al Grupo Nule para que éste tuviera músculo financiero para licitar la construcción de una carretera. Y ahora se supo que eso era “el parque de diversiones de la mafia”, como lo calificó el nuevo director Juan Carlos Restrepo.Cabe la pregunta, ¿qué hizo Uribe para frenar tamaña orgía delincuencial? Porque si sabía lo que pasaba y no denunció, es cómplice. Y si no sabía, es un inepto al que le quedó grande la responsabilidad de gobernar a Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad