Tres libros

Tres libros

Julio 02, 2015 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

1. La caleña Juliana Hurtado Rassi es bióloga egresada de la Universidad de los Andes, en la que se especializó en Manejo Integrado del Medio Ambiente. Luego hizo maestría en Derecho de los Recursos Naturales en la Universidad Externado de Colombia, y en Gestión y Evaluación Ambiental en la Universidad Sergio Arboleda. Hoy es profesional universitaria de la Procuraduría Delegada para Asuntos Ambientales y Agrarios. Hace rato no veía un currículo académico más completo que el de esta coterránea.La doctora Hurtado ha publicado un libro que todos los colombianos debemos leer: ‘El fallo de La Haya y sus efectos en la Reserva de Biosfera Seaflower’, que es un estudio sobre los funestos efectos que para el país trae el pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia, que cercenó zona inmensa del Mar Caribe, en la que teníamos derechos consagrados por el Tratado Esguerra – Bárcenas de 1928, sobre el cual pasó ese tribunal, como si estuviera direccionado por el comandante Ortega, el dictador nicaragüense.Este libro apunta a hacer ver los estragos que esa decisión traerá a la Reserva de Biosfera Seaflower, próxima a nuestro archipiélago de San Andrés y Providencia, y a los cayos Serrana y Quitasueño, estos últimos encerrados dentro del área marítima asignada a Nicaragua.Juzgo que la doctora Hurtado presta un invaluable servicio a los juristas que tratan de controvertir la sentencia de esa instancia internacional.2. Esmeralda Arboleda Cadavid fue un auténtico personaje del país en el Siglo XX. Natural de Palmira, hija de padre payanés y madre antioqueña, Esmeralda se recibió de abogada en la Universidad del Cauca, e ingresó a la política liberal en la que destacó brillantemente, alcanzando altas posiciones del Estado: constituyente, ministra, senadora, embajadora ante varios gobiernos extranjeros. Pero lo más importante de esta vallecaucana ejemplar fue el liderazgo que asumió para que la mujer colombiana pudiera sufragar, lo que logró en la Asamblea Constituyente de 1954, ratificado luego en el Plebiscito del 1° de diciembre de 1957.Acaba de salir una espléndida biografía de la doctora Arboleda, escrita con excelente prosa y rigor histórico por Patricia Pinzón de Lewin, que es un repaso magistral de la política nacional de 1930 al 13 de abril de 1997 cuando fallece la más grande feminista que ha tenido Colombia. 3. Carlos Fuentes, el grande escritor mexicano, ganó todos los premios literarios en diversos países del mundo, pero se fue a la tumba sin recibir el Nobel, más que merecido o, por lo menos, más merecido que el recibido por varios de los galardonados en Estocolmo, como José Echegaray, por ejemplo. Claro que a Tolstoi y a Proust tampoco les llegó. Y ese es consuelo póstumo para el autor de tantas obras excelentes como ‘Gringo viejo’ y ‘La región más transparente’, sin olvidar esa joya que es ‘En esto creo’.Antes de su fallecimiento, logró terminar ‘Pantalla de plata’, que su familia autorizó a Alfaguara para su publicación, y que es el libro que yo, como amante del cine, hubiese querido escribir, pues es un recorrido por los telones en los que Fuentes, y muchos -este cinéfilo entre ellos- vimos las grandes películas norteamericanas, francesas, italianas, y, naturalmente, las mexicanas que el autor conoció de primera mano, como que una de sus cónyuges fue la bellísima Rita Macedo, actriz con alto porcentaje de sangre indígena.

VER COMENTARIOS
Columnistas