Temas varios

Temas varios

Abril 04, 2013 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

En Colombia, en donde los pícaros entran a saco en el erario tanto nacional, como departamental y municipal, no entienden los ciudadanos -yo al menos- cuál es la función que cumplen las contralorías que vigilan esos entes públicos. Supongo que la supresión del control previo y su cambio por el posterior del gasto abrió esa tronera que permite a los corruptos empaquetarse miles y miles de millones sin que les pase nada, y si algo les pasa purgan unos pocos años de cárcel y de allí salen con las faltriqueras llenas. De vez en cuando los cogen con las manos en la masa como al contralor de Bogotá, que anda en calzas prietas por el caso del ‘carrusel’ de la contratación en la alcaldía de Samuel Moreno, pero una golondrina no hace verano y es necesario que la Justicia investigue la conducta de los contralores en los sitios en donde se han cometido los delitos.Cali cuenta hoy con un contralor municipal de lujo, Gilberto Hernán Zapata Bonilla, de un perfil académico impresionante: abogado, magister en Criminología y Ciencia Política, especialista en Ética y Derechos Humanos, y también en Derecho Penal. Docente universitario, fue gerente de la Contraloría General de la República para el Valle del Cauca, con certificación ISO-9000, y jefe de control interno de Supernotariado.En el tiempo que lleva en el cargo ha cumplido óptima gestión y fue reconocido como el contralor más destacado en Colombia en 2012. Entre sus logros destaca la recuperación a favor del municipio de una cifra casi imposible de escribir: $71.000.000.000. Insondable el abismo en el que estaba hundida la ciudad.Por eso el contralor Bonilla Zapata merece reconocimiento ciudadano pues hace muchos años que Cali no contaba con un guardián de sus intereses de su categoría.***Quedo frío, como decimos los tulueños, cuando veo que en las encuestas Rodrigo Guerrero Velasco aparece como el peor alcalde de Colombia, después de Petro. Esa perversa muestra no le hace mal al alcalde ni a su magnífica gestión administrativa, sino a los que fueron encuestados, que se presume viven en Cali, por no ver -o no querer ver- el trabajo metódico, transparente y serio que viene desarrollando el burgomaestre, que ha puesto todo su conato en rescatar a la ciudad de los corruptos, rodeado de un gabinete en el que la mayoría de sus miembros son personas comprometidas con Cali, como es el caso de Alberto Hadad quien es el ejemplo perfecto del buen servidor público. Ahora, si los encuestados desean entregar de nuevo a Cali a sujetos como los que hemos padecido en la principal oficina del CAM, pues que al terminar Guerrero su mandato le confieran el cargo a uno que llegue con la frase sacada de ‘Las mil y una noches’: “Ábrete Sésamo”.***Ángela Becerra, nacida en Cali, ha alcanzado alto reconocimiento en el mundo literario, como excelente novelista. Publicó un poemario -Alma abierta- en 2001, que muestra los conflictos del ser humano en la madurez. En 2003 sale su primera novela ‘De los amores negados’, bien acogida por la crítica y el público en España y en Latinoamérica. Pero la que la consagró fue ‘El penúltimo sueño’, en 2005. Vinieron después ‘Lo que le falta al tiempo’ (2007) y ‘Ella que todo lo tuvo’ (2009), que ganó el premio Planeta.Acaba de aparecer ‘Memorias de un sinvergüenza de siete suelas’, que ya leí y me pareció excelente. Ocupa el primer puesto en ventas en Colombia.

VER COMENTARIOS
Columnistas