Se vino ‘El Mono’

Mayo 17, 2017 - 11:55 p.m. Por: Jorge Restrepo Potes

Admiro a la gente que por puro ‘amor al arte’ se dedica a fomentar las expresiones musicales colombianas como lo hacen en nuestra región Bernardo Mejía Tascón y Jorge Humberto Escobar Sinisterra, cabezas de la Fundación Promúsica Nacional de Ginebra -Funmúsica-, y Mery Salazar de Sierra en la Fundación del Artista Colombiano -Fundartista- que apoya tanto a los artistas y presenta dos preciosos espectáculos anuales: De Regreso a mi Tierra y el Festival Nacional de Tríos. Ya habrá ocasión de referirme con mayor espacio a los proyectos actuales de Fundartista.

Hoy quiero decirles a mis lectores que Funmúsica programó el Festival Mono Núñez 2017 del 25 al 28 de mayo, como quien dice, la semana próxima. La víspera de la inauguración tendrá lugar el Concierto de Apertura del Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez a las 7: 30 p.m., en el Teatro Municipal Enrique Buenaventura de Cali, en donde se presentará La Gran Rondalla Colombiana, creada hace nueve años por el maestro Jorge Zapata e integrada por quince de los mejores folcloristas del país, que con guitarras, tiple, bandola y vocalistas excelentes, harán las delicias del público que ojalá se ‘refleje’ en la taquilla para apoyar el festival, que ya es orgullo vallecaucano.

Además, intervendrá en la velada Amaretto Ensamble, de Risaralda, compuesto por cinco jóvenes que conjugan lo moderno con lo tradicional de nuestra música. Ya actuaron en 2015 en el Mono Núñez con gran éxito, similar al que alcanzaron en el Festival del Pasillo en Aguadas.

También, y no menos brillante, el dueto Cafecito y Caña, que ganara el Gran Premio Mono Núñez en la modalidad vocal el año pasado. Mejor, imposible.

Con el ánimo de sacar el Festival Mono Núñez de las fronteras comarcanas, sus directivos lo lanzaron el 29 de abril en Bogotá en el Teatro Mayor Julio Mario Santodomingo, con éxito total. Y no puedo omitir el abrebocas dos días antes en nuestro lindo Teatro Municipal cuando no nos cansamos de aplaudir a la siempre bella y admirada cantante Beatriz Arellano, quien junto al grupo Nueva Gente y al Dueto Nocturnal causaron inmensa emoción al público presente en la sala.

Siempre he sostenido que Beatriz Arellano es la estrella de la canción, cuya luz no merma con el paso del tiempo sino se magnifica y su dominio de la escena es admirable. Quedé deslumbrado también con el grupo Nueva Gente y con el Dueto Nocturnal, todos ellos de tal calidad que pueden actuar ante las más exigentes audiencias del mundo.

Esta será la cuadragésima tercera versión de un festival que tiene entre sus logros no sólo la preservación de la música andina, sino que sirve también para mostrar los talentos colombianos que se presentan en las tarimas de la linda ciudad del Valle del Cauca.

‘El Mono’ -no se necesita decir más para saber de qué se trata- se ha convertido en la gran cita musical de Colombia, en cuanto hace referencia a lo que yo considero la auténtica música criolla porque “el corazón no salta como cuando a mí me cantan una canción colombiana”, como dijo para siempre el maestro Godoy.

Espero que mis compatriotas y especialmente los vallecaucanos se vuelquen sobre Ginebra para disfrutar linda música y el estupendo sancocho de gallina que allá se cuece en carbón de leña, y recordar a quienes idearon el concurso, las religiosas Virginia Lahidalga y Aura María Chávez, y don Luis Mario Medina en 1974, que ellos denominaron de música vernácula.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad