¡Qué nómina!

Julio 28, 2011 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

La Fundación Plaza de Toros de Cali, con su presidente Eduardo Estela Garrido a la cabeza, logró contratar una nómina de toreros para la temporada 2011- 2012, que es verdaderamente espectacular, lo que no fue fácil pues a pesar de las penurias económicas por las que atraviesa la Madre Patria, los coletudos siguen con los honorarios por las nubes, como si la crisis no los tocara y piden esta vida y la otra por venir a Colombia, particularmente a Cali, en donde todavía creen que la plaza se llena todas las tardes.Para que el lector sepa por donde va el agua al molino, le cuento que José Tomás, número uno de la torería mundial, por una presentación en Gijón, cuya plaza de toros es de segunda categoría, se dio el lujo de cobrar al empresario 350.000 euros por lidiar dos toros en una corrida, que vueltos dólares son aproximadamente 500.000, y que convertidos a revaluados pesos son casi mil millones. Hágame el favor.Naturalmente, con una figura como José Tomás no se puede contar por la obvia razón de que no hay plaza en Colombia que resista esos honorarios que, además, van libres de impuestos. Pero Eduardo Estela logró algo que yo creí imposible y fue contratar una selecta nómina de toreros para conformar los carteles de diciembre.En Cañaveralejo podremos admirar el arte del rejoneo, elevado a la máxima altura, del centauro Pablo Hermoso de Mendoza, sin duda el mejor rejoneador de cuantos torean a caballo en las plazas del mundo. Por una coincidencia afortunada, me correspondió verle en la Plaza de Santamaría de Bogotá en enero de este año y no podía dar crédito a lo que estaba sucediendo en el ruedo.El sólo admirarle al abrir plaza con el hermoso caballo que usa para el paseíllo, paga la boleta. Y luego, frente al toro, hace todo lo que se puede hacer en el toreo a la jineta; esa tarde ganó los mayores trofeos en uno de sus toros pues hasta rabo cortó, que hacía muchos años no se veía a nadie con ese premio en Colombia. Cali tendrá la suerte de tenerlo en diciembre.Viene también José María Manzanares, quien está con José Tomás y El Juli disputando el primer lugar del escalafón ibérico. Hijo del gran José Mari, este muchacho resultó igual o mejor que su progenitor, lo que ya es bastante para agotar el papel.Daniel Luque, estilista del toreo; Miguel Abellán, que tantas hermosas faenas ha bordado en nuestro albero; Paquirri, hijo del inolvidable Francisco Rivera; Iván Fandiño, a quien todos ven como promisoria figura; Uceda Leal, conocido artista de la muleta; y el mexicano Arturo Saldívar, de inmenso cartel en las plazas aztecas. Estos son los astros que brillarán sobre la dorada arena del coso caleño. Con ellos aparecerán los más finos diestros nacionales, y todos lidiarán los mejores encierros colombianos.Ahora toca a la afición responder el esfuerzo de la empresa. Si la gente no acude a adquirir los abonos con el propósito de llenar los tendidos de sol y de sombra, querrá decir que aquí no hay afición verdadera, y que Cañaveralejo debe dedicarse a espectáculos distintos del toreo.Pero estoy seguro que los fanáticos de la fiesta brava responderán al compromiso de colmar los tendidos hasta las banderas.No puedo terminar esta nota sin escribir unas palabras de agradecimiento por la labor que cumple Eduardo Estela al frente de la Fundación Plaza de Toros de Cali, a la que entrega buena parte de su tiempo, con magníficos resultados.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad