Personajes

Septiembre 19, 2013 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

He tenido la fortuna de conocer a lo largo de mi vida a varios de los mejores abogados de Colombia, no sólo en las aulas universitarias pues durante la carrera en el Externado de Colombia esta escuela de leyes se daba el lujo de contar en su nómina con los más distinguidos juristas del país. Allí asistí a cursos de Derecho Civil dictados por Arturo Valencia Zea, José J. Gómez, Fernando Hinestrosa, Hernán Salamanca y Ricardo Hinestrosa Daza, el rector magnífico de cuyas manos recibí el diploma.Luego, en el ejercicio profesional he visto actuar, como coequiperos o como contraparte, a excelentes litigantes que son verdaderos maestros en el conocimiento y en la aplicación de las normas legales.De los abogados actuales que ejercen en Cali, tengo profunda admiración por Rodrigo Becerra Toro, en quien se conjugan todas las virtudes del jurisperito. Conoce como el que más los artículos de los códigos. Sabe qué han dicho los altos tribunales sobre determinado asunto y cita la jurisprudencia precisa. Redacta con excelente castellano las demandas, y tiene habilidad especial para contestarlas.Con el auge que ha tomado el procedimiento arbitral que es aquel que por delegación del Estado, los particulares, investidos de atribuciones jurisdiccionales, pueden fallar hechos litigiosos, evitándose así el farragoso trámite ordinario. Como este es moroso -y a veces corrupto- la gente ha entendido que es mejor someter los conflictos contractuales a la solución alternativa de justicia. En Cali, la Cámara de Comercio tiene excelente Centro de Conciliación, Arbitraje, y Amigable Composición, que ejerce esas funciones a través de árbitros y conciliadores, y son innumerables los pleitos que allí se dirimen en lapso no mayor a seis meses.Rodrigo Becerra Toro es en mi sentir uno de los abogados que más conoce en Colombia el procedimiento arbitral, y ha escrito sobre el tema verdaderos tratados. Su último libro Derecho arbitral doméstico sustantivo y procesal, nueva legislación (Ley 1563 de 2012) no debe faltar en la oficina de los colegas pues creo que esa justicia alternativa terminará imponiéndose, como la mejor para que los colombianos la tengamos pronta y cumplida, como debe ser.***Rodrigo Guerrero figura en la selección publicada en Semana como uno de los 30 líderes más distinguidos del país este año. Si hay alguien con derecho de aparecer en ese listado es el Alcalde de Cali que logró hacer de la ciudad un auténtico polo de desarrollo sobre el cual han puesto los ojos inversionistas extranjeros y nacionales pues recuperó la confianza en la gestión de los asuntos públicos. Como yo voté a Guerrero, pienso que contribuí a darle a Cali un magnifico alcalde que devolvió la fe y abrió las puertas a un futuro promisorio.Ojalá podamos encontrar un ciudadano que lo suceda con la misma capacidad y la misma dedicación. Alberto Hadad es el hombre que puede continuar la senda trazada.***Humberto de la Calle Lombana, que también ocupa puesto en la lista de Semana, ya tiene asignada posición de honor en la historia patria pues a él se debe, en gran parte, que las conversaciones de paz en La Habana lleguen a buen puerto. Cualesquiera que hayan sido las diferencias políticas que en el pasado tuve con él, hoy lo elevo a la dignidad de prócer pues el solo hecho de soportar las balandronadas de las Farc en Cuba lo hacen el mejor negociador.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad