Fundación ‘Manuel Salazar’

Enero 12, 2017 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

Manuel Salazar Mondragón nació en la vereda ‘Chontaduro’ de Bugalagrande el 17 de junio de 1891, quien desde temprana edad se dedicó al cultivo de la música como compositor y pianista, e hizo parte de ‘La lira colombiana’, primera orquesta de cuerdas típicamente criolla, con sede en Bogotá y dirigida por el maestro Pedro Morales Pino, que en su gira por Perú y Ecuador en 1922 fue acompañado por Salazar Mondragón.Al regresar a Colombia, Salazar se radicó en Buga y se dedicó a difundir la obra musical de Morales Pino, logrando que este fuera reconocido en toda la geografía departamental.En septiembre de 1926 contrae matrimonio con la dama Carlina Sanclemente Concha, con quien fijó residencia en Bogotá dirigiendo el conjunto ‘Luis A. Calvo’. Falleció en Buga el 2 de octubre de 1965 a los 74 años de edad.En homenaje a la memoria del insigne maestro vallecaucano y para salvaguardar su legado artístico, se ha creado la Fundación-Escuela de formación musical ‘Manuel Salazar Mondragón’, con sede en su ciudad natal, concretamente en la vereda ‘Mestizal’, en una bella casa campestre cedida en comodato para ese efecto por mi querido amigo y copartidario, el abogado Luis Ignacio Daza Silva, a tres minutos de la cabecera municipal. El doctor Daza preside la junta directiva, integrada también por los jóvenes músicos Alejandro y Juan Carlos Muñoz Alegría, galardonados en concursos tan importantes como ‘Mono Núñez’ de Ginebra.La nueva institución cultural fue presentada oficialmente en Cali el 22 de noviembre último, en acto que contó con la presencia de numerosas personalidades de la ciudad, académicos, periodistas, y gente vinculada a diversas actividades artísticas. Esa noche, en bello concierto en el que participaron el Trío Andino y el Cuarteto Entrecuerdas, pertenecientes a la fundación, interpretaron selecto programa de música vallecaucana, con obras del maestro Salazar y de los inolvidables Héctor Cedeño -tulueño ilustre- Álvaro Romero, Jerónimo Velasco, y el destacado compositor, pianista y actor de cine -fue Efraín en la primera película que se filmó sobre la novela de Isaacs-, Hernando Sinisterra Gómez. Fue una velada exquisita pues el público asistente escuchó con deleite piezas del repertorio vernáculo como Topacio y Pandora de Manuel Salazar, y cuatro de Sinisterra. Hacía rato no asistía a un concierto de música colombiana tan precioso como el de aquella fecha.No hay que dejar solo al doctor Daza haciendo fuerza para sacar adelante este noble proyecto de la fundación que trabajará con niños y adultos de la región, que es una buena manera de trabajar por la patria.Conozco a Luis Ignacio Daza desde hace muchos años y he logrado construir con él una sólida amistad, que se acrecienta con la admiración que me causa su generosidad no solamente con las cosas que atañen a nuestra común divisa política, sino también a todo aquello que tenga que ver con iniciativas como esta entidad que ha fundado para bien de la música del departamento.Ojalá la gente de Bugalagrande entienda que este proyecto surgido del espíritu altruista de su paisano Daza Silva es una oportunidad para que los jóvenes de ambos sexos tengan la posibilidad de mostrar su vocación musical, que les abrirá muchas puertas en sus vidas.Felicitaciones, querido camarada, y cuenta conmigo para colaborar en esa empresa que has iniciado y que tanto beneficio traerá a nuestra región.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad