Diálogo en el parque

Diálogo en el parque

Febrero 07, 2018 - 11:40 p.m. Por: Jorge Restrepo Potes

- Vení Jorge, cómo podés explicarme que un partido funde su programa de gobierno en el ‘No’ del plebiscito, que es clavo pasado pues ya las Farc se desmovilizaron, entregaron armas y se convirtieron en grupo político, que presentará listas al Congreso y candidato a la presidencia.

- No entiendo eso. He acudido a mi “flaca bolsa de irónica aritmética”, como decía León de Greiff, y logré, entre sumas y restas, hallar diez amigos uribistas que aún me toleran. En ese resultado hay de todo, desde señoras iracundas hasta dos caballeros de reconocida capacidad intelectual, pero todos con el común denominador: el odio a Santos y, sin excepción, se autoproclaman adalides del No.

- Pero bueno, ¿y con ese par de tesis, la de rechazo al presidente y la remembranza del plebiscito, serán capaces de estructurar una agenda que les permita hacer frente a los tremendos problemas de Colombia?

- Desde luego que no, porque anclarse en una negación es perjudicial para ellos mismos y para el país.

- Pero nuestro candidato, Humberto de la Calle, sostiene que los del “Sí” tenemos que hacer alianza enorme para que la paz no se hunda. ¿No entra en contradicción? ¿No es lo mismo defender el No que el Sí?

- Estás errado. El Sí que defendemos los liberales apunta a completar el proceso de paz y a buscar una sociedad más justa, y sin tanta inequidad que pone a Colombia en vergonzosa situación ante el mundo.

- Cambiando de tema, dame tu opinión sobre las estrategias electorales de Uribe, a quien veo medio enredado con esa vaina de la lista abierta y la consulta entre su protegido Iván Duque, la pupila de Pastrana y el cavernícola Ordóñez.

- Está en líos porque eso de la lista abierta atomiza a sus seguidores y tendrá menos parlamentarios que con las listas cerradas de 2014. Yéndole bien sacará el mismo número.

- ¿Cómo así?

- Es que ese Centro Democrático no es partido sino una secta de adoradores de Uribe, a los que importa un pito votar por nombre diferente al del jefe supremo. Naturalmente, él - pronombre incómodo en este momento - pondrá 1.200.000 votos; los otros de la lista si acaso 500.000; y el logotipo ‘CD’, 300.000. Ahí están los mismos 2.000.000 de hace cuatro años. Total: 20 senadores. Con esa bancada no aprueban una ley de honores.

- ¿Y en la consulta del 11 de Marzo cómo le irá a Iván Duque quien es “el que dijo Uribe”?

- Mal: la ganará Martha Lucía Ramírez.

- ¿De dónde sacás ese pronóstico?

- Porque todos los liberales votaremos por ella, rindiéndole así homenaje de reconocimiento al Partido Conservador que ha sido nuestro compañero de ruta en la construcción de la institucionalidad durante siglo y medio.

- ¿Y olvidaste las muendas que nos han dado los godos? ¡No jodás!

- Resolví hace rato no guardar rencor a nadie. Con los conservadores acordamos la paz en 1957 y aquellos diez años de atroz violencia los mandé al cuarto de San Alejo. Los liberales hicimos borrón y cuenta nueva. Por eso votaré por Martha Lucía Ramírez en la consulta e invito a mis copartidarios a imitarme.

- ¿Y si de pronto gana y llega al poder?

- Gana en la consulta pero pierde en la elección presidencial, si a ella llega.

- ¿Y de Vargas Lleras, qué?

- Ahí va, con problemas. De darse las condiciones terminaría aliado de Uribe pero toparía con la señora Ramírez que es de armas tomar y no se dejará echar a un lado.

- Gracias por venir. Hasta pronto.

VER COMENTARIOS
Columnistas