Diálogo en el parque

Diálogo en el parque

Mayo 31, 2017 - 11:40 p.m. Por: Jorge Restrepo Potes

- Ole, Jorge, ¿qué lectura le das a la convención del Centro Democrático?

- Eso no fue convención sino la deificación de Álvaro Uribe a quien sólo le falta que el Papa Francisco avale lo dicho por Paloma Valencia para que los colombianos tengamos un compatriota con los mismos poderes del Padre Eterno.

- Allá hablaron los cinco candidatos del uribismo para las presidenciales del año próximo. ¿Ves posibilidades de que uno de ellos llegue al poder?

- Ni Paloma, ni María de Rosario Guerra, ni Iván Duque, ni Rafael Nieto, ni Carlos Holmes tienen chico porque el propio Uribe, en un gesto muy propio de su talante, los desprecia, al punto de que tiene en salmuera a Luis Alfredo Ramos, si la Corte Suprema de Justicia lo absuelve. Créeme que por el afecto que siento por Carlos Holmes me duele verlo en esa posición subalterna echando discursos cargados de odio para complacer al jefe.

- Pero bueno, alguno de ellos resultará ungido por el Supremo para llevar la bandera de ese partido de ‘derecha’ como lo considera su presidente honorario, el energúmeno Fernando Londoño.

- Ni de esos cinco -acuérdate de que eran tres hasta la salida de Óscar Iván Zuluaga-, con Ramos incluido, saldrá el candidato. Verás que aparecerá un palo tipo Martha Lucía Ramírez o Alejandro Ordóñez que sea capaz de atraer a toda esa derecha que vibra al toque de corneta de Uribe.

- ¿Y qué tal que gane cualquiera que saque del sombrero aguadeño?

- No triunfará el candidato de Uribe porque él no puede aspirar y sus votos no son endosables como un cheque. Los colombianos, que a veces tenemos instantes de sensatez, buscaremos un candidato de centroizquierda extraído de un pacto de todos los partidos que están hoy en la Unidad Nacional y otros que respaldan el proceso de paz con las Farc para impedir que las consignas guerreristas se impongan.

- ¿Pero en este despelote, no será que muchos le comen a Uribe el cuento del ‘castrochavismo’?

- Ese cuento ya no sirve, y el de volver “trizas” el acuerdo del Teatro Colón es imposible porque eso sería obligar a los desmovilizados a movilizarse otra vez y reiniciar otros 50 años de conflicto armado.

- Pero la oposición a Santos será durísima en la campaña.

- Seguramente, pero sería bueno explicarles a los uribistas que Santos está de salida, que no aspira a nada, y que es inútil atacarlo con tanta inquina como si él fuese el candidato a derrotar en 2018.

- No creo que entren en razón, si todos son como un amigo uribista que me dijo que a Jorge Luis Borges no le dieron el Premio Nobel de Literatura por no ser comunista como el mamerto de Aracataca. Eso dijo y quedó fresco. El estupefacto fui yo que no alcancé a entender qué persona culta pueda decir esa barbaridad.

- No importan las tonterías que digan pues con ellas no podrán ganar la presidencia el año entrante. En esa elección pasará lo mismo de la segunda vuelta que ganó Santos en 2014. El temor que causa Uribe nos unirá a todos.

- Aquí entre nos, ¿quién es tu candidato?

- No encuentro en el abanico de posibles candidatos de la Unidad Nacional uno mejor que Humberto de la Calle, no solo por ser un verdadero estadista sino por otorgar total garantía para culminar el proceso pacificador. Pero si no es De la Calle el escogido, haré campaña por el que indique el Partido Liberal, Vargas Lleras por ejemplo.

- Vuelve pronto para que me cuentes en que va el Congreso Liberal de julio en el que elegiremos a César Gaviria jefe único.

VER COMENTARIOS
Columnistas