Colombia, Magia Salvaje

Septiembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

Quienes quieran saber que Colombia es territorio precioso y no el cuadrilátero para la disputa de Álvaro Uribe con Juan Manuel Santos. Quienes piensan que la nación es campo mustio en el que pretenden convivir, a regañadientes, unos tipos que se dicen liberales de avanzada –pero no mucho-; otros que se autoproclaman conservadores progresistas -pero no mucho-; y otros a quienes les da vergüenza aceptar que son supérstites del comunismo y prefieren considerarse de izquierda democrática –pero no mucho-. Todos, entonces, deben comprar boleta e ingresar a una de las salas de cine donde se proyecta ‘Colombia, magia salvaje’, que más que una película es una joya de la cinematografía.Los colombianos, que hemos cometido todos los delitos contra el medio ambiente, al punto de que en Armenia hay un monumento al hacha, con la que se descuajó más de la mitad del suelo patrio, jamás nos hemos detenido a pensar que el arrasamiento de los bosques, la tala de las montañas –esas que se tragaron el perro andariego que canta el bambuco-, el mal uso de las fuentes hídricas está llevando al país a una situación tremenda, cuyos efectos ya empiezan a sentirse con los estragos que causa el Fenómeno del Niño, y que Cali comienza a sufrirlos con los racionamientos del agua.Líquido que nadie cuida ni ahorra. Los hombres dejan la llave abierta mientras se afeitan. Las mujeres hacen lo mismo cuando cepillan los dientes. Los niños tardan media hora en lavarse las manos, cuando lo hacen. Y las empleadas de la cocina lavan vajillas y peroles con todos los grifos abiertos.Pues bien, esas conductas estúpidas están creando un problema que puede convertirse en uno gravísimo de salubridad pública. Creo que las autoridades deben tomar cartas en el asunto e iniciar la imposición de multas a los que riegan jardines con manguera y lavan vehículos en igual forma. Pero multas duras y sin condonaciones.Tenemos excelente ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, cuyo nombramiento por Santos fue muy criticado con la tacha de que solamente es experto en ventas. Como en más de una ocasión sale lo que no se espera, ha resultado un fuera de serie y es funcionario eficiente que está con impresionante don de la ubicuidad en toda la geografía, solucionando los líos que aquejan hoy a Colombia, entre ellos las quemas criminales, casi todas provocadas por un fósforo de cualquier irresponsable, la sequía por el bajo caudal de los ríos que surten los acueductos, y así hasta el infinito.En entrevista reciente con Yamid Amat, Vallejo afirmó que su despacho detectó que los colombianos tardan 8 minutos bajo la ducha, cuando bien podemos bañarnos en 3. Chávez ordenó a los venezolanos que gastaran solamente 2 minutos en esa actividad.El Grupo Éxito financió la película que motiva este comentario. Es un documental de hora y media de duración, narrado por la voz magistral de Julio Sánchez Cristo, con música y fotografía espectaculares. La toma de dos colibríes disputando el derecho sobre una flor es de una belleza inmensa. Y toda la fauna y la flora criollas están ahí, en la película, como recordándonos que ambas pertenecen a todos y que todos estamos en la obligación de preservarlas.El Gobierno se propone presentar esa obra de arte en 900 municipios, tengan o no salas de cine. Llevará pantallas y proyectores. En Cali puede verse en los teatros de los centros comerciales. No verla es pecado de lesa patria.

VER COMENTARIOS
Columnistas