Colombia en Brasil

Junio 12, 2014 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

Cada día me convenzo más de que el nobel Albert Camus estaba en lo cierto cuando escribió que “la patria es la Selección Nacional”, porque el equipo de fútbol que representa a cualquier país en competencia internacional lleva en sus once jugadores el corazón de todos los compatriotas que disputan no solo un partido sino el orgullo de una nación.Luego de 16 largos años, Colombia llega a la máxima competición del balompié mundial, llevada de la mano de un excelente director técnico, el argentino José Néstor Pékerman, quien ya se ha hecho merecedor del cariño de los colombianos por haber revivido la esperanza de un pueblo que ve en los 23 jugadores convocados a unos verdaderos gladiadores que sudarán las camisetas con el tricolor patrio en las canchas brasileras.Hoy, cuando el equipo local salte a la grama del estadio de São Paulo para enfrentar a Croacia, tres mil millones de personas dejaremos lo que estemos haciendo para sentarnos frente al televisor para ver si el equipo de la verde amarilla es tan fiero como lo pintan.Pero el día crucial es el próximo sábado cuando Colombia juegue su partido de presentación ante Grecia, que no es hueso fácil de roer. Si logramos el triunfo tendremos ánimo alto para los siguientes encuentros contra Costa de Marfil y Japón, este último el más peligroso pues como decía Álvaro Bejarano, esos tipos no miran sino que sospechan y nadie sabe cómo será su estrategia.Colombia tiene un gran equipo pues los once que pondrá Pékerman y los que estarán en el banco de suplentes juegan en prestigiosos planteles extranjeros y sus pases se cotizan en millones de euros pues la mayoría alinean en equipos europeos. Los que están aquí o en otros países del Continente americano se tasan en dólares y se miden de poder a poder con las estrellas del firmamento futbolero.Nada le hará sentir mejor al pueblo colombiano que una triunfal campaña en las canchas brasileras. En ellas estarán Bacca, que ha sido revelación en el Sevilla, campeón de la Liga de Europa. James Rodríguez, astro del Montecarlo. Teo Rodríguez, campeón con River Plate. Juan Guillermo Cuadrado en la Fiorentina. Y así todos. Jóvenes que se miden con los veteranos Mario Alberto Yepes y Farid Mondragón, quien con 43 años es el jugador que ha llegado con esa edad a los torneos mundiales. Ojalá que Pékerman le dé oportunidad de “tapar” para que se consagre y pueda retirarse con el honor de haber lucido la camiseta tricolor en el mundial 2014.Siempre que llega el Mundial – cada cuatro años – yo me parcializo con los equipos que hablan español, ahora, desde luego, Colombia en primer lugar, y después Argentina, Uruguay, Ecuador, México, España, Chile, Costa Rica y Honduras.La lesión sufrida por Radamel Falcao García en un partido sin importancia y que le ocasionó la exclusión de la nómina colombiana que participará en este Mundial, ha llenado de tristeza a todos sus compatriotas pues a pesar de que algunos consideran que no hay nadie irreemplazable, él sí lo es pues aparte de su genialidad para el juego, aporta personalidad e instinto goleador a un equipo que siempre lo ha tenido como sui máxima luminaria. Además, creo que es el más admirado de los colombianos en los días que corren. Mi nieta María Antonia juzga que la ausencia del samario le causa un duelo enorme.Arriba corazones, jugadores de la Selección. Cuarenta y siete millones de colombianos tenemos los ojos y las almas puestos en ustedes.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad