Clementina y Griselda

Clementina y Griselda

Noviembre 20, 2014 - 12:00 a.m. Por: Jorge Restrepo Potes

Creo conocer a todas las verdaderas líderes liberales del Valle, altas, medianas y bajas, e inclusive a las que han hecho de su sedicente calidad de ‘líderes’ un medio de trabajo porque aparecen cuando se aproximan elecciones a ofrecer sus buenos oficios a los candidatos, quienes en el desespero por alcanzar curul sueltan billete, y a la hora del escrutinio no salen los votos pues son unas farsantes. También hay hombres en esa empresa perversa.Hoy quiero referirme a dos ilustres mujeres liberales, que más que líderes son auténticas jefas de la colectividad, que han entregado sus vidas al servicio del Partido, que han puesto en alto en las posiciones por ellas desempeñadas.Empiezo por ‘la dama de hierro’, Clementina Vélez Gálvez, la popular Clema como le decimos sus amigos, y quien es ejemplo de amor no solo a la enseña roja sino a las ideas sociales que la informan.Tengo por Clementina un gran afecto y un reconocimiento especial porque no hay gestión suya que se haya requerido por algún copartidario que no esté dispuesta a realizarla, siempre con resultados positivos. Si un enfermo no es atendido prontamente en un centro oficial de salud, Clema busca la forma de que el paciente llegue a las manos del médico, y además, le hace seguimiento al procedimiento. Le pregunté cómo logra ese milagro y me cuenta que en su sede política de Prados del Norte tiene personal listo a ayudar a quienes necesitan atención para que les abran las puertas.Por eso la Presidencia del Concejo de Cali a la que acaba de ascender es un justo reconocimiento a más de 40 años de actividad pública en beneficio de la gente. Por eso la reeligen.Griselda Janeth Restrepo es, a mi juicio, la más destacada dirigente liberal del Valle del Cauca. Bonita, culta, de recio carácter, amable, de una lealtad sin sombras al liberalismo, como lo demostró cuando fue representante a la Cámara en plena era uribista, y resistió a los cantos de sirena que desde el Palacio de Nariño lanzaban para ‘sonsacar’ a los congresistas de la oposición.Griselda Janeth se sostuvo sin claudicar. Infortunadamente no le alcanzaron los sufragios en marzo para cumplir su propósito de llegar al Senado pero consiguió amplio reconocimiento en todo el país. Coincido con ella en las sesiones del Directorio Liberal Departamental, del que ambos somos miembros, y ella constantemente aporta ideas que son escuchadas con respeto y acatamiento.Acaba de ser nombrada por el presidente Santos, Superintendente de Subsidio Familiar, que es una agencia estatal de la mayor importancia pues le corresponde velar para que las cajas de compensación cumplan estrictamente las normas legales, y que los inmensos recursos que manejan no se desvíen, tal como lo hemos visto en estos días en una de las más grandes de Colombia. Nadie más competente que la doctora Restrepo para esa función de vigilancia.La nueva funcionaria tiene la ventaja de conocer la realidad socioeconómica de todo el país pues ha tenido, aparte de su ejercicio parlamentario, cargos en la Rama Ejecutiva que le dan una visión exacta de lo que los colombianos pretendemos que sean las personas que acceden a las altas posiciones del Estado. Además, pertenece a la escuela de la exsenadora María del Socorro Bustamante, que dejó excelente impronta en la política vallecaucana.

VER COMENTARIOS
Columnistas