Verdad y paz

Diciembre 21, 2013 - 12:00 a.m. Por: Jorge Humberto Cadavid Pbro

Hay palabras que hoy en día al enunciar cualquiera de ellas, estamos evocando las otras, porque parecieran que el sentido de unas sin las otras no tendría esa complementariedad que las plenifica; estoy hablando de la Paz, ese tan anhelado fruto, esquivo desde hace muchos años, creo que desde que nos independizamos no lo hemos podido saborear plenamente, siempre hemos estado enfrentados los mismos hermanos en la misma Patria.Recuerdo la frase que hacía de divisa a Miguel de Unamuno y que está a la entrada del Museo de su nombre: “Primero la Verdad que la Paz” y digo que la recuerdo, porque al profundizar en el por qué hemos vivido enfrentados siempre como hermanos los mismos con-nacionales, encuentro en ese fondo que no hemos querido tocar: Siempre las propuestas, los programas, las ofertas, los pactos, las declaraciones, la palabra comprometida, pero que nunca ha tenido cumplimiento satisfacción, porque se pretende llegar al poder, en donde se decide, y allí es donde se olvida lo pactado y priman los intereses personales o de grupos, pero no el Bien común.Si la política, ese arte en donde se expresa al máximo la caridad cristiana, porque es el buscar el Bien de todos por encima del particular, se ha vuelto mentiroso y sucio, porque se engaña con las diversas ofertas que vienen en ideologías; politiquería y solo se busca la participación en la democracia, para adquirir el poder en donde la consecuencia de lograrlo así, es la falta de justicia, entonces entenderíamos que la verdad es necesaria para fundamentar una paz duradera: Una paz verdadera que nos lleve a vivir en la verdad pacífica de nuestras existencias.No creo que podemos hablar de enemigos de la paz, porque seguimos aumentando la discriminación, la exclusión y el no-entendimiento: Para el que es luchador la paz se logra venciendo al enemigo, por eso aquella expresión: “Primero muerto que vencido”, o aquella frase: “primero quiero verdad en guerra, que paz en la mentira”, o es mejor decir la verdad aunque se entre en conflicto, o más vale un momento colorado que toda la vida amargado, en fin todas estas frases son la sabiduría popular, la experiencia de la vida lo cual nos lleva a pensar que Verdad, Justicia, Paz, Sabiduría, Vida, Libertad, son palabras concatenadas para decir que la existencia humana sin ellas no es plena, realizada y Feliz.Cuando Pilatos, le preguntó en ese juicio amañado que lo llevó a la crucifixión a Jesús, ¿Qué es la verdad? Jesús le respondió: Para eso he venido: Para ser testigo de la verdad. Y cuando Jesús estaba adiestrando a sus discípulos para ir a evangelizar les dijo: “La verdad los hará libres” y en el salmo 84/85 encontramos ésta expresión, “la verdad y la paz se encuentran la justicia y la verdad se besan”.La gran propuesta del Libro Sagrado de los Cristianos, profetizada en Isaías y que estamos leyendo en este comienzo del año nuevo litúrgico de la Iglesia católica habla de la de Dios para el hombre, para lograr esa tan anhelada paz de la humanidad, en donde las armas de la guerra se pongan al servicio del desarrollo y la realización de la persona humana, dignificando la vida, apoyando la libertad y fundamentando la paz, ese es el Adviento cristiano, una invitación a caminar al encuentro de la Verdad, el Camino, La vida: Jesús.

VER COMENTARIOS
Columnistas