Poner fin al conflicto armado

Poner fin al conflicto armado

Abril 08, 2016 - 12:00 a.m. Por: Jorge Humberto Cadavid Pbro

La pregunta que se debe aclarar al pueblo colombiano es si con acabar el conflicto armado, se realiza de hecho la Paz en Colombia. Hemos venido observando que mientras se negocia en La Habana con las Farc, se hacen mucho más visibles las manifestaciones de poder del ELN, y caminando hacia la instalación de los diálogos públicos con esa guerrilla, se anuncia un paro armado del ‘clan Úsuga’. Pareciera que se tapa un hueco y se abren  varios, a continuación.Hace más de 18 años le oía  decir a Carlos Castaño en reunión  ya confrontada en Cali, que: “Estamos cansados de la guerra, pero no podemos dejarla, si todos los que estamos alzados en armas no terminamos el conflicto armado al mismo tiempo; los que se retiran, dejan libre el espacio a los que no lo hacen”. Este es uno de los graves momentos que ya hemos empezado a vivir y sin haber firmado ninguno, el fin del conflicto. También les oí a los comandantes que nos secuestraron  hace 17 años en la Iglesia La María, que ellos  no firmarían la paz, porque para eso estaban combatiendo y se habían alzado en armas, por la conquista del poder; pero que  llegaban a las mesas de negociación para ver qué podían sacar de ellas, ya que el gobierno, o los políticos, tenían necesidad de mostrar resultados y rápidos, mientras que ellos no tenían afán del tiempo y allí podían obtener dividendos por la inmediatez del Estado.Capté que el lenguaje, o el significado de las palabras, es diferente al de los de la sociedad civil y en ella los políticos y el Gobierno, al que usan ellos, que está impregnado de su ética y principios ideológicos, en los cuales la verdad es lo efectivo que los lleva a conseguir las reivindicaciones que persiguen en su lucha, y por eso la validez moral de su revolución. Aunque secuestren, maten y desplacen, ellos no son los responsables, se han visto obligados, por aquellos que en el Estado, o el Gobierno y aún en la sociedad civil, han manejado la estructura de injusticias por las cuales están alzados en armas.En sus declaraciones desde Venezuela, ‘Gabino’ decía, haciendo referencia al secuestro, que debido a que no podían para sus acciones financiarlas como lo hace la sociedad civil, tenían que acudir a dichas acciones y daba la impresión de justificarlas. Hacer posible el  obtener el compromiso de los ‘Objetivos del Desarrollo Sostenible’: Erradicar la pobreza, el respeto y práctica de los D.H., la Igualdad de oportunidades, implementar las iniciativas y la creatividad en la agricultura para poner a producir eficientemente el campo, para así, tener alimento suficiente; responder por la paridad de género, fomentar  e incentivar la educación, salud y vivienda al alcance de todos y sin exclusión de ninguno y luchando contra el peor flagelo de la sociedad que es la corrupción; esto si sería empezar el camino hacia una paz duradera.La concertación para la paz nos debe  llevar a entendernos en el país que queremos y en ello poner todos nuestros esfuerzos sin exclusiones, ni diferenciaciones, buscando zanjar la brecha anterior dejando que la verdad aflore, se responda con justicia y en justicia, y que se restituya con actos verdaderos de confiabilidad que vuelvan a construir el tejido social colombiano.

VER COMENTARIOS
Columnistas