Para salir del ‘autismo’

Julio 04, 2015 - 12:00 a.m. Por: Jorge Humberto Cadavid Pbro

Pienso que es necesaria la séptima papeleta, es decir aludiendo a aquella del año 1991 que nos trajo la constituyente, hoy en día se necesita oír al pueblo colombiano, más que oírlo, porque sí se ha expresado por muchas vías, pero sin reunirlo, sin contabilizarlo para que así les hable tanto a la guerrilla como al gobierno y de una vez por todas, después de más de 38 ciclos de conversaciones, casi tres años en La Habana, se sepa quiénes son los irresponsables, los autistas que no quieren escuchar y se conozca el sentimiento de los colombianos. Que ante tanto cinismo de las Farc se vea la realidad de quienes sufren lo que ellos llaman la guerra, que le han hecho padecer a los más pobres, al pueblo, por atacar y minar la infraestructura económica del país.Se ha dividido y satanizado a la sociedad colombiana en amigos y enemigos de la paz; pero en decisiones tan importantes que las sufren y las viven todos los colombianos, no pueden estar negociándose en silencio sin haberles tomado el pulso a quienes las deben poner en práctica y llevar a la realidad con la reconciliación, la reinserción y el perdón, por eso pienso que hoy más que nunca es decisivo realizar esta séptima papeleta, para que se les consulte a los interesados, el pueblo, su decisión.Si se quiere la paz, y acabar con la guerra, ¿será irresponsable querer definir tiempos, metas, objetivos que tengan que ver con ella? ¿Si se está dialogando para lograrlo, en verdad se están escuchando los intereses de la paz y del fin de la guerra, o se estará pretendiendo negociar lo que durante tantos años con guerra no han logrado, y ahora alcanzarlo en las mesas, no de diálogo sino de negociaciones? ¿Cómo entender el uso de los medios de comunicación y las entrevistas que dan, caso entrevista a la agencia ‘Bloomberg’ de Alias Matías Aldecoa en donde afirman que el objetivo es minar la infraestructura económica con el ataque a los oleoductos, la muerte de policías y militares, y así convencer por este acoso, no solo a las poblaciones para que insistan en el cese bilateral y al gobierno que desesperado conceda en la mesa lo exigido por la insurgencia? La séptima papeleta revelará el apoyo y el deseo de los colombianos por la paz, pero debe manifestar si está de acuerdo con la forma como se está haciendo en La Habana este proceso o piensa que debe introducirse exigencias concretas y un tiempo y lugar definido para cerrar las conversaciones y que se muestre el deseo y la voluntad de querer llegar a la paz, con verdad, en justicia y reparación a las víctimas.Que se mida la voluntad y los sentimientos de los colombianos por esta papeleta en las próximas elecciones y que se tome conciencia que la mejor manera de ayudar a la paz, es no hacerle eco a quienes como en la mesa de conversaciones quieren alcanzar lo que no lograron en el campo de batalla, e ignorar sus declaraciones que contaminan y envenenan los espíritus cuando se les da espacio fluido en los medios de comunicación. Que nos convenzan por sus hechos y no por su palabrería.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad