Liderazgo transformador

Liderazgo transformador

Febrero 11, 2015 - 12:00 a.m. Por: Jorge Humberto Cadavid Pbro

‘Podemos’, es un movimiento español que en enero del 2014 aparece y recoge  las tendencias inconformistas tanto de la izquierda española como los indignados, aquellos de mover la ficha y que  el 31 de enero en el majestuoso escenario de la puerta del sol su líder visible, Pablo Iglesias, garantizó que se toman muy en serio los sueños de la gente por recuperar las instituciones, poniendo a Grecia como ejemplo de cambio político en Europa. Hace unos pocos días la FM hizo público los videos y audios en los que por primera vez un miembro de la mafia relata los escandalosos hechos que sacudieron al país casi  ya veinte años: la entrada de dineros del narcotráfico a la campaña del presidente Ernesto Samper, el lobby del Congreso, la supuesta participación de los exministros Botero y Serpa y el magnicidio de Álvaro Gómez; diligencia que fue realizada el 15 de abril en Miami del año pasado, impacto momentáneo, pero silencio de las autoridades y prácticamente de los salpicados, que están ocupando actualmente cargos representativos de la nación. Indolencia, indiferencia, desconfianza, falta de credibilidad, no existe autoridad, en fin; son tantas las cosas que suceden hoy que el ciudadano se pregunta: ¿En quién creemos?, ¿cómo se puede arreglar el rumbo de la sociedad, de la política, de las instituciones? La respuesta casi que salta a los sentidos: volver a comenzar todo, cambiar todo lo que está contaminado, que no intervenga ninguno de los que por alguna razón han tenido que ver con el desorden, la corrupción la deshonestidad, la mentira. Hay que descubrir líderes transformadores, dar paso a gente nueva, incontaminada. Debemos reconstruir, recrear, arriesgarnos a imaginar  un mundo diferente al vivido y decidirnos  a construirlo. El mundo y el hombre entienden y sobre todo sienten en su misma vida, las consecuencias de una sociedad, Estado, país, sin un verdadero líder y los problemas que tiene cuando este personaje no existe. La comprensión del mundo cambiante, dramático, la rapidez de sus cambios y su profundidad nos colocan en ese tremendo desafío para mantener  cualquier institución en equilibrio, pero a su vez también capacitada para arriesgarse proféticamente a cambiar, a renovar, a transformarse, escuchando a su gente, a sus ciudadanos, a los que la constituyen. Definir qué es un líder es algo muy complejo, porque depende la naturaleza y las necesidades que la sociedad en ese momento necesita resolver: objetivos para alcanzar, tareas para realizar, y el entorno en el que se va a mover. Pero cuando se está en momentos como los que estamos viviendo, se ha perdido la confianza en lo anterior, en los políticos, gobernantes, instituciones, y el mundo se presenta con necesidad de cambios urgentes en los que se requiere una considerable capacidad renovadora; se necesita un estilo de liderazgo transformador.La figura del papa Francisco, ha traído a la Iglesia, precisamente esa idea de un liderazgo transformador, lo necesitaba esta estructura que lleva XXI siglos de existencia, pero lo que está sucediendo en ella no es menos urgente en la sociedad total: El cambio es un hecho real en nuestra existencia, y se necesita un liderazgo para dicho cambio que sea integrante de toda organización.  Que estos líderes sean capaces de modelar y compartir una visión con los demás, teniendo el líder la capacidad y habilidad, por sí solos o con ayuda de otros, de transformar su visión mediante una estrategia en planes concretos, y a su vez ser conscientes que habrá personas que tienden a obstaculizar la creatividad y el cambio, por eso deben exigir la responsabilidad de su comportamiento a las personas en función de la visión y las estrategias a cumplir.

VER COMENTARIOS
Columnistas