Fraternidad

Enero 02, 2014 - 12:00 a.m. Por: Jorge Humberto Cadavid Pbro

Desde el 1 de enero de 1968, el papa Pablo VI inicia las Jornadas Mundiales por la Paz y hoy el papa Francisco en su primer mensaje del 2014 invoca al mundo a vivir la fraternidad, como la actitud para construir un mundo en paz.Siendo la fraternidad una cualidad esencial del ser humano, que nos caracteriza la relación y la comunicación, eso no es lo que hace que automáticamente se dé; dice el papa Emérito Benedicto XVI que la globalización nos acerca pero no nos hermana y si examinamos la historia de la humanidad, encontramos que la fraternidad siempre ha sido amenazada por el crimen y aún entre los mismos hermanos como lo vemos ya narrado en el libro Sagrado, con Caín y Abel.“Cada toma de una vida inocente, llámese aborto, asesinato, eutanasia; delincuencia o hambre o guerra, es un fratricidio, ¿cómo podemos dejar de reconocer que somos hermanos, ya que tenemos un mismo Padre? ¿Cómo podemos dejar de reconocer que Jesucristo, el Hijo de Dios, es nuestro hermano? Por su Cruz y Resurrección, reparó una humanidad rota y continuamente ofrece a todos la promesa de salvación”.Así como Francisco se pregunta en el mensaje por qué existe tal déficit de fraternidad, nosotros que estamos viviendo unas conversaciones ya muy extensas en el tiempo para poner fin a esa violencia fratricida de 50 años, podemos responder como lo interroga el papa en el mensaje, “en el diálogo: ¿No será que los egoísmos grupales y personales nos ciegan a la fraternidad fundamental? ¿El miedo y la competitividad han envenenado nuestra incomparable dignidad como hijos de Dios y, por lo tanto, hermanos entre sí?” La economía debe aportar recursos para resolver la pobreza, afirmando que las relaciones fraternales pueden expresarse en políticas sociales, en un estilo de vida sobrio y en un replanteamiento de nuestros modelos de desarrollo económico. Así nos recuerda anteriores mensajes en los que Pablo VI hacía hincapié en el desarrollo integral para la paz; Juan Pablo II llamó a la paz un bien común indivisible: o es de todos, o no lo es para ninguno, y Benedicto XVI la identificó como un requisito previo para la lucha contra la pobreza, por eso este mensaje está de acuerdo con el nombre que ha tomado el papa: Francisco, así en su mensaje se refiere a los pobres, la paz, respeto por la creación, bajo un solo título: fraternidad.El mensaje nos dice que la fraternidad vence la indiferencia con la cual aceptamos el terrorismo, la violencia, las guerras, y así nos hemos acostumbrado a deshumanizar y demonizar al enemigo. La fraternidad se resiste a la corrupción, al crimen y al tráfico de drogas, a la esclavitud, a la trata de personas y a la prostitución y a aquellas formas de “guerra económica y financiera que destruyen vidas, familias y empresas”. Tenemos que aprender a tratar el ambiente natural como un regalo de Dios, para disfrutarlo en común, con agradecimiento y justicia, con nuestros hermanos en Fraternidad.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad