Las llaves

Las llaves

Septiembre 29, 2012 - 12:00 a.m. Por: Gustavo Moreno Montalvo

Las llaves están en manos de los gobernadores. Ellos son los orientadores de los recursos para ciencia e innovación derivados de las nuevas reglas para la distribución de regalías. Colciencias perdió el papel de asignar estos dineros con el criterio clásico de Vannevar Bush, vigente en el mundo civilizado: apelar al juicio de pares académicos y aprobar según el mérito relativo de las propuestas de investigación. Este criterio se usó en Colombia desde la creación de Colciencias en 1968. Ahora Constitución y leyes se conjugan para inventar nuevos esquemas. Esta circunstancia, junto a la dilación en la búsqueda de soluciones a la revaluación de la moneda, puede poner punto final al papel del aparato productivo como protagonista del desarrollo. Ninguna comunidad progresa de manera sostenible sin estrategia conducente. Estados Unidos en el Siglo XIX era una amalgama de Estados federados que no puso obstáculos al flujo de bienes, trabajo, capital e información en un área inmensa, con una sola moneda, una lengua básica vinculante y un marco jurídico común. Ahora acoge a lo más granado del intelecto del mundo. Japón construyó su plataforma industrial a partir de copiar la tecnología americana en los años 50, en una economía cerrada, con fuerte influencia del sector privado en la política económica. Corea del Sur siguió el mismo camino 20 años después. Europa enfrentó desde 1951 el reto de formar un solo sistema a partir de diversas lenguas y culturas; a raíz de los problemas financieros recientes profundizará el compromiso integrador. China e India impulsan producción y servicios respectivamente. Brasil ha formulado estrategia nacional para impulsar la industria. En contraste, Colombia optó desde la administración de Uribe Vélez por una estrategia de desarrollo con base en el sector minero energético, y enfrenta la llamada enfermedad holandesa, con una moneda fuerte, cuya tasa de cambio no refleja la evolución de la productividad del país.El desacierto en las reglas para administrar los recursos para ciencia e innovación obliga a vigilar su uso correcto. Es más importante pedir al Gobierno que mitigue la revaluación mediante el traslado de ahorro público a instrumentos expresados en otras monedas. Como resultado complementario se segregarían recursos para pagar pasivos pensionales a largo plazo. Estrategias para proteger la construcción de conocimiento asociada a un aparato productivo vigoroso se requieren para lograr una sociedad próspera, menos inequitativa, más dinámica, apropiada a esta época. Bogotá demorará en entender las necesidades del país, pero los gobernadores tienen, con las reglas para usar las regalías, papel importante en la formulación de estrategias regionales. El Valle puede pasar de la cola a la cabeza con facilidad. ¿Entenderemos?

VER COMENTARIOS
Columnistas