Montealegres

Noviembre 01, 2015 - 12:00 a.m. Por: Gustavo Gómez Córdoba

Alegre, Montealegre exhibe a Natalia en Washington. La Springer, estrenando gafas, ha eliminado de su vocabulario la palabra algoritmo; ahora habla de “análisis cuantitativo”. Planeta distribuye un libro que invita a los niños a compartir con los vecinos del barrio dibujos de penes y explotar espinillas sobre las páginas del libelo. No es el único ejemplar que hiede: “la última hoja del libro de Yahir Acuña no se ha escrito todavía”, asegura el creyente marido de Mile Jarava, el mismo que no sale de casa sin llevar en el bolsillo 500 millones de menuda para repartir entre los desposeídos. El ELN asesina a una docena de personas como parte de acciones que se desarrollan en homenaje a Camilo Torres: honran la memoria de un sacerdote matando gente. El sindicato de la ETB convierte en cucurucho el acuerdo que había firmado con Clara antes de elecciones. En entrevista con Artunduaga, la ya excandidata termina diciendo que los medios la maltrataron por ser mujer y por ser de izquierda. El astuto Artunduaga, experto en propiciar que la gente se enrede con el cable del micrófono en el cuello, prefiere que ella recurra a su propia lengua.Formas Íntimas y Real Pasión, dos exóticos equipos femeninos de fútbol, se lanzan a las canchas sin que medie siquiera un comentario de Florence. Armitage le confiesa a Arizmendi que se metió a la política porque los amigos lo llevaron a eso: “Un bobo careado mata hasta a la mamá”, comenta, justo antes de decir que es más azaroso que Uribe, al punto de que suelta el agua antes de terminar de hacer pipí. Cali está en buenas manos.Se le acaba la energía a Tomás y no nos dimos cuenta: nadie sabe su apellido, ni qué cartera regenta. Al (fenómeno del) Niño Tomás lo van a castigar por no hacer bien la tarea. Mal de combustibles y mal de gas. ¡Tomás, no seas tan desaplicado! La vicepresidenta del Senado confunde a Einstein con Maquiavelo y lo gradúa de filósofo y político. La doctora Nidia no tiene ‘nidia’ de dónde está parada. La valiente nieta de otra Nydia perdona por el asesinato de su mamá a ‘Popeye’, cuyo libro se vende bien en Venezuela: allá escasea el papel higiénico.‘La exreina de la coca se casó por lo cristiano’, titula Elenco. Petro, imprudente, anuncia la llegada de los Rolling Stones; su hijo Nicolás desdice del padre y se abraza a Hollman, autoproclamado nuevo mesías del progresismo. Peñalosa se compromete en una semana a hacer todo lo que nadie ha hecho en una década. ¿Horacio todavía tiene bigote? Los usuarios de Deezer disponen de 40 mil podcasts, pero solo cuentan con una vida para disfrutarlos.Justo cuando los generales se disputan la dirección de la Policía, un uniformado se acuerda de que Palomino dizque le pidió hace tres lustros un favor sexual: memoria prodigiosa e inmejorable disposición para hacer mandados. Termina la primera semana en la historia de la humanidad en que alguien no dice que hay agua en Marte. El hermano de Natalia Ponce de León ruge como fiera por lo que su hermana le contó a un periodista de la revista Bocas. Se confirma en los premios Simón Bolívar lo que muchos sabíamos, que Yolanda Ruiz es una Señora periodista y que Germán Castro es irrepetible. El país se sacude: no hay boletas para ver a la Selección. ¡Hasta se nos olvidó que la frontera con Venezuela sigue cerrada! Ultimátum: Maluma desmiente que lo haya financiado el narcotráfico; la semana pasada decía que no era homosexual. Y la próxima semana, ¿qué? Otra columna. Y todos tan montealegres como siempre.

VER COMENTARIOS
Columnistas