Desaguisados

Agosto 16, 2015 - 12:00 a.m. Por: Gustavo Gómez Córdoba

Luciendo un corte de pelo a lo Donald Trump, el muy bien conectado Efraín Torrado prendió motores para apersonarse del consulado en Chicago, ciudad declarada hace dos años como capital del crimen en los Estados Unidos. Tiene copete y perfil para el cargo.A Gabriel Silva, que ha sumado fama y saldo paseándose por los predios del empresariado y la gestión pública, se le embolató la dulzura del carácter. Al presidente de la Andi, Bruce McMaster, no lo bajó de quemador de llantas y agresivo manifestante vial, porque cometió el ‘pecado’ de cumplir con su deber. Olvidó Silva que el representante de los industriales no puede correr a mover la cola cuando silba el Presidente.En una clara intervención en política de un alto funcionario, el procurador Alejandro Ordóñez le inauguró la campaña presidencial a Gustavo Petro con una segunda andanada disciplinaria. Justo cuando la actividad de los candidatos a la Alcaldía de Bogotá les recordaba a los bogotanos que Petro es mucha bulla y poca gestión, vuelve Ordóñez a tanquear el espíritu revolucionario de quien ha hecho del balcón la única herramienta efectiva de gestión.Insisten en lagartizar al papa Francisco, aprovechándose de su condición de latinoamericano. Mientras le jalan la sotana para meterlo a la brava en el proceso de paz, exhiben un mensaje suyo en el encuentro anual de jueces y magistrados. Ha debido mandarles algo verdaderamente útil a los juristas: un confesionario.El uribismo, en cabeza de la exministra María del Rosario Guerra, emprende una jornada legislativa para “redefinir” y “ajustar” el funcionamiento de los servicios públicos de televisión. El columnista Ramiro Bejarano anota que uno de los objetivos claves es sacar del camino a Noticias Uno, noticiero que le produce al expresidente Uribe lo que a un vegano ir a rodizio. “Vaya paradoja. Si bien con este articulito los uribistas podrían cobrar venganza”, escribe Bejarano, “les abrirían a los insurgentes la posibilidad de reclamar un espacio en el Canal Uno”. Cazan a Coronell mientras disponen todo para amplificar los gruñidos del Secretariado.Natalia Springer prefiere la ejecución de sus contratos con entidades del Estado a mantener su puesto de comentarista en La FM y una columna en El Tiempo. Respetable. Pero en aras de los años en que la escuchamos y leímos con la idea de que sus comentarios eran independientes, merecemos que nos cuente cuáles de esas tareas patrocinadas con dineros públicos no son de carácter reservado por motivos de seguridad nacional. Y no estaría de más que quienes la contrataron nos compartieran montos y tareas de tales vinculaciones.Si el socialismo del Presidente ecuatoriano goza de tan buena salud, si las obras y la infraestructura de ese país asombran a los visitantes, si florece allí una democracia participativa del más puro carácter social, si la de Correa es una administración orientada a reivindicar los derechos de las minorías y la clase trabajadora, ¿entonces por qué son los indígenas los que lo quieren tumbar?Ultimátum: Cuando Jaime Garzón era una estrella nacional y yo apenas un cargaladrillos en Radionet, solía tomarme del pelo y perder algo de tiempo conversando conmigo. Un día llegó de un viaje a Hong Kong y me trajo de regalo una camiseta gris que conservo como recuerdo de alguien que siempre supo que la gloria es efímera, y que es la gente lo que verdaderamente importa. Como humorista era genial; mejor aún como persona.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad