El Presidente de la FCC

Mayo 10, 2014 - 12:00 a.m. Por: Gustavo Duncan

En el sector público muchas veces se pierde más por incompetencia que por corrupción. Ramiro Valencia Cossio, actual presidente de la Federación Colombiana de Ciclismo (FCC), es un perfecto ejemplo de cómo la incapacidad de gestión puede ser más costosa que el afán de lucro.Desde el 2009 el equipo Colombia es Pasión, actualmente 4-72, venía representando a Colombia en el Tour del Avenir. Los resultados difícilmente pudieron ser mejores. Se ganó en 2010 y 2011 y se hizo segundo y séptimo en los años siguientes. Más aún, de este equipo y su participación en la principal carrera del mundo para ciclistas menores de 23 años han surgidos figuras del pedalismo mundial como Nairo Quintana.Pues bien en días pasados el Presidente de la FCC decidió que era injusto que la representación nacional se delegara en un equipo. Una selección nacional debía, por el contrario, ser el resultado de una convocatoria en condiciones de igualdad de todos los corredores sub 23 del país para elegir a quienes nos iban a representar. Por lo que a partir de este año el equipo 4-72 dejó de representar a Colombia en el Tour del Avenir por decisión de la FCC.El argumento de Valencia Cossio en principio suena sensato. Hasta podría pensarse que si los resultados obtenidos con solo una parte de los mejores ciclistas del país fueron tan buenos deberían ser mejores si se incluye a todos. Sin embargo, para que la FCC pueda asumir la representación en la prueba necesita toda una nueva capacidad de gestión que no dispone al día de hoy.No es solo la logística y la minuciosidad que implica seleccionar un grupo de ciclistas para correr una vuelta de primer nivel. Es también la planeación y la preparación física de los corredores durante todo el año para clasificar a la carrera y tenerlos en las condiciones óptimas llegado el momento. El ciclismo actual es además un deporte que exige enormes inversiones en ciencia y tecnología para optimizar el rendimiento de los deportistas.Todos estos requerimientos desnudaron la incompetencia en la gestión pública de la FCC. Luego de tomar la decisión de suspender la representación del 4-72 no demoró su presidente en admitir que este año Colombia no va a participar en el Tour del Avenir. En entrevista al blog ‘La ruta del escarabajo Valencia Cossio’ dejó traslucir un total desconocimiento de su objeto de gestión y una despreocupación administrativa inaudita.Para la muestra un par de perlas. Dijo que para que surjan nuevos talentos este año Colombia participara en el GiroBio, el giro de Italia juvenil. Era claro que estaba improvisando puesto que esta prueba no se corre desde hace un año por problemas financieros. Lo grave es que quien dirige el ciclismo en Colombia ni siquiera conozca un detalle tan elemental para mentir.La otra perla: dijo que le pidió al técnico del 4-72 que hiciera una selección de tres corredores distintos a los del equipo para llevar una representación mixta. El técnico le respondió: “Presidente, hoy por la tarde se vence el plazo para inscribir los nombres”. Ni más ni menos admitió que quería quedarse con la selección nacional y no tenía ni idea de los plazos de inscripción.En cualquier país serio un personaje así tendría que renunciar en el acto. Pero aquí no es así. La incompetencia del presidente de la FCC de seguro no será un obstáculo para que en el futuro dirija otras agencias del Estado.

VER COMENTARIOS
Columnistas
Publicidad