Oasis

Oasis

Junio 12, 2017 - 12:21 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Consejos y sugerencias para procesar bien un duelo ante la muerte de un ser querido. Procesar habla de proceso, de algo que pide paciencia.

Ante todo aceptar el duelo: no te pongas de fuerte, asume la realidad y no te aferres a la muerte. Enfócate en la nueva vida de ese ser.

Por lo mismo, es dañino apegarse a la fecha de la muerte, las cenizas, la tumba o las pertenencias. Eso frena el duelo.

Llora y libera emociones que hacen daño como estas: culpa, odio, tristeza o cuasi depresión, miedo o rabia.

Ninguna es mala y el secreto es acogerlas y despedirlas con amor, sin pelear con ellas, ni con la realidad, ni con Dios.

Dios no se lleva a nadie y cada ser parte cuando es según un Plan de vida ya trazado antes de venir y que es para aprender y enseñar.

¿Qué? Lecciones del amor como estas: aceptar sin entender, desapegarse, confiar, superarse y, a veces, perdonar.

Lecciones que son para todos aunque nos veamos como buenos. María, Jesús y todos los seres lindos las han vivido.

Pregúntate: ¿Qué aprendo o cambio? Lee más en mi libro Muerte un paso a la vida. No es fácil procesar un duelo en nuestra incultura.

VER COMENTARIOS
Columnistas