Oasis

Oasis

Mayo 31, 2017 - 11:30 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Con sicología inversa un estudiante llamado Neil Pascua supo convencer a su profesor de que mejorase su calificación. Le envío esta nota:

“¿Sería posible que me bajase un poco la nota? 89.41 está demasiado cerca de un sobresaliente. No quiero decírselo a mis padres, me he quedado tan cerca.

Si me pusiese un 85 entenderían mejor que no haya conseguido una calificación superior”, explicó al maestro en su correo electrónico.

La respuesta no tardó en llegar. “Es la primera vez que me piden algo así. Veré qué puedo hacer, Neil”. Contestó el profesor.

Hasta ese momento, el alumno no sabía a ciencia cierta qué acabaría ocurriendo. ¡Oh sorpresa al revisar su nota en la plataforma virtual!

Vio que su estrategia había dado resultado: En lugar del 89.41 inicial tenía un 90.11; y por tanto, el deseado sobresaliente.

Sicología inversa es decirle “sí, nadie te quiere” a quien repite sin cesar “nadie me quiere”. Él espera que le digan “yo sí te quiero” pero sigue de víctima.

Es decirle al hijo: “te queda muy lindo ese tatuaje”. Lo más seguro es que se lo quita. Es ordenarte: “No apliques lo que acabas de leer, no lo hagas”.

VER COMENTARIOS
Columnistas