Oasis

Mayo 24, 2017 - 11:55 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Kilian Jornet de España tiene 29 años y el 22 de mayo llegó a la cima del Everest sin cuerdas, sin oxígeno y sin apoyo de sherpas.

Sólo un guía de montaña que llevaba videocámara y fue con él de los 7.500 a los 8.000 metros para dejar constancia de la hazaña.

Subir los 8.848 metros del Everest sin cuerdas fijas no es algo que se pueda hacer todos los días. El ascenso duró 26 horas.

Hizo una subida y una bajada en las que invirtió en total 38 horas. Comenzó el sábado 20 de mayo desde un monasterio a los 5.100 metros.

Poco a poco fue alcanzando los diferentes campamentos hasta hollar la cima en la medianoche del lunes 22 de mayo.

Desde 2012 ha escalado altas cumbres como El Monte Blanco, El Aconcagua, 6.962 metros, y el Cho Oyu: 8.200 metros. Afirma:

“Es en la soledad de la cumbre donde se te aparece el espejo que te pregunta qué haces contigo mismo”.

Cada ser tiene su Everest: cimas por conquistar, y sólo se logra con fe, pasión, persistencia y mucha disciplina. Vivir es como escalar y no es fácil ni imposible.

VER COMENTARIOS
Columnistas