Oasis

Mayo 22, 2017 - 11:55 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Agamenón es la operación que lleva hace dos años la Policía contra los Urabeños o El Clan del Golfo que es lo mismo.

Según el director de la Dijín es “completamente exitosa, evitamos que lleguen a más zonas del país. 1.284 capturas y 94 toneladas de cocaína decomisadas”.

La verdad es que la cúpula y la banda siguen operando y se escabullen en zonas donde controlan todo como Urabá, el norte de Chocó y otras.

Hace días la Policía acabó con el cabecilla ‘Pablito’ y el oficial dice: “Se logró desarticular todo el andamiaje que tenía el narcotráfico en Urabá, Córdoba y el nordeste antioqueño”.

“Tenemos aislado al Clan del Golfo” afirma sin titubeos el general Jorge Luis Vargas, y uno se pregunta. Obra bien, pero ¿cómo puede decir eso?

Hace días en labor social navegué por el río San Juan, y los habitantes de esa zona y del Baudó sufren con las bacrim, las farcrim y el ELN.

Es temerario o ingenuo pensar que porque cae un cabecilla o capturan gente, toda una gran banda criminal está sitiada o se desarticula.

¿La Policía se desarticula si un General renuncia o salen mil agentes? La verdad del gobierno es una, pero la realidad es otra. La paz del gobierno no es la paz del país.

VER COMENTARIOS
Columnistas