Oasis

Oasis

Mayo 11, 2017 - 11:55 p.m. Por: Gonzalo Gallo

Madre Teresa de Calcúta contaba que, en cierta ocasión, la invitaron unos papás a su casa para darle una donación.

Ella acudió gustosa y, ya en la casa, vio una foto familiar al frente, pero no distinguía los rostros desde su asiento.

Luego los padres le dijeron con cariño, que tenían dos muchachas ya universitarias y un pequeño hijo varón.

Hablaron con entusiasmo de sus vidas y de los estudios que ellas estaban haciendo, callaron por un momento y Madre Teresa intervino y preguntó:

¿Y el menor? “Él es un hermoso y sabio profesor de amor”, dijeron ambos casi en coro. ¿Cómo así?, interpeló ella.

Sí, agregó la mamá sonriente, mientras le mostraba la foto en la que se veía un niño de unos 12 años con síndrome de Down.

Él cada día nos enseña el amor incondicional, nos enseña la ternura, el total desapego, la entrega y la pureza.

Nos da sin medida y nos recuerda que lo que cuenta no es lo aparente ni lo material. Él es un profesor de amor para todos.

VER COMENTARIOS
Columnistas