Oasis

Oasis

Mayo 04, 2017 - 01:09 a.m. Por: Gonzalo Gallo

Por fin la Corte Constitucional decidió proteger con un fallo al Río Atrato y a los que moran en sus cercanías.

En ese fallo ordenó al Estado un plan de choque para salvar este afluente de los males de la minería desbordada y del mercurio.

El negocio de la minería es tan grande que en el Chocó hay en operación unas 800 dragas. ¡Qué mal está este departamento!

Los mineros usan el mercurio que es el elemento no radioactivo más tóxico que se conoce en la naturaleza.

Al mezclarse con el agua en ríos y ciénagas se transforma en una especie química mucho más tóxica llamada ‘metilmercurio’.

Ésta termina alojándose en la carne de los peces y pescados y, luego en los humanos que terminan consumiendo químicos pestilentes.

Un estudio practicado a 160 personas en la cuenca del río Atrato y sus afluentes descubrió niveles alarmantes de mercurio en la sangre.

El nivel de mercurio es de 60 puntos por millón, cuando el promedio mínimo mundial aceptable es de 0,5 puntos por millón. ¡Qué mal nos gobiernan!

VER COMENTARIOS
Columnistas